Entrada destacada

HOMENAJE A MI MADRE

Hoy quiero dedicar esta entrada a  mi madre ,Bienvenida Marín Marín,l a tia Bienvenida como la llamaban cariñosamente  en nuestro pueblo S...

jueves, 26 de diciembre de 2013

HOMENAJE AL CASERÍO DE LA BOQUILLA (SALVACAÑETE)

Salvacañete  tuvo en siglos pasados,y todavía tiene algunos,muchos lugares habitados   en su extenso término. Eran sus aldeas , rentos y caseríos. Hasta  cincuenta y tantos lugares  tengo recogidos en mi obra "Salvacañete: su historia y sus gentes",descritos todos ellos y muchos con su  correspondiente  homenaje a las gentes laboriosas que los habitaron.Hasta novecientos habitantes vivían en las primeras décadas del  siglo XX en aldeas , rentos y caseríos de Salvacañete, tantos   como en el propio pueblo.La organización municipal, la sanidad ,la educación , la seguridad y el aspecto  religioso,además de otros hubo que organizarlos de acuerdo con esa estructura de población.Hasta los años 1970 hubo escuelas  en varias aldeas: El Masegar,Nogueruela, Los Cortijos, Casas Nuevas y Hoya del Peral.  Varias de estas escuelas las conocí yo con bastantes alumnos. El médico , el veterinario,la guardia  civil debian  trasladarse a estos lugares en cabalgaduras. Hasta hubo que crear una parroquia nueva, la de La Torre de las Veguillas,de San Quirico  o del Masegar para los feligreses de las ladeas , rentos y caseríos situados al norte del termino de Salvacañete. Esto ocurrió en la segunda mitad del siglo XVIII.
Mis orígenes están en dos de esos lugares,la aldea de Hoya del Peral, donde vivían mis abuelos paternos Francisco y Juliana,donde nació mi padre Mariano López Marín y donde vivió mi bisabuelo, Mariano Marín  Rodriguez, padre de  una saga de siete hijos y el Caserío de la Boquilla donde nació mi madre Bienvenida Marín Marín y sus seis hermanos y vivieron mis abuelos maternos Jesús e Isabel y  mi bisabuelo materno  Enrique Marín.
Quiero dedicar este homenaje a las gentes que vivieron en la Boquilla,mi bisabuelo y mis abuelos Jesús e Isabel, su cuñado Ignacio  y su esposa,Bruno y Andrea de la Fuente de la Zarza y sobre todo a mi madre Bienvenida Marín y sus hermanos Vicente,Amador,Victoria, las mellizas Marina e Isabel y la más joven Pura,que nos dejó hace tres años. Por tantas vivencias  compartidas en este lugar de La Boquilla, uno de los muchos habitados  que tuvo Salvacañete.


                               Mapa del término de Salvacañete con sus aldeas, rentos y caseríos. Elaboración Mariano López Marín.

Estas ruinas pertenecen al Caserío de la Boquilla  ,donde nacieron mi madre y mis tíos y donde vivieron mis abuelos Jesús e Isabel hasta la primera mitad de la década de 1940. Foto Mariano López Marín.

La Boquilla


Caserío y rento  situado junto  a la carretera Cuenca –Teruel, a  7 Km de Salvacañete y dos de Casas Nuevas, en la parte izquierda  de la carretera en dirección Teruel. En la actualidad ya se ha hundido. Hace algunos años aún estaba en pie la casa del abuelo Jesús Marín, el corral y el pajar.

Ruinas del Caserío de La Boquilla ( Salvacañete) Foto M. López Marín

El rento fue adquirido por Mariano Marín Rodríguez,[1] mi bisabuelo, para ir colocando a sus numerosos hijos conforme se iban casando. Primero lo haría el abuelo Jesús y después su cuñado Ignacio Pérez. Estas tierras ,awgún me contó mi madre porque se lo había oido a su padre eran " las tierras del tio Tadeo".El tio Tadeo era Tadeo Lapesa farmaceútico de Salvacañete en la segunda mitad del siglo XIX.
Las viviendas tuvieron  su origen en el siglo XIX cuando se construyó la carretera de Cuenca a Teruel y para conservarla se  edificó una casa de peones camineros  en este lugar. Y cerca de ella, a unos cien metros  se edificaron otras dos, cuando Mariano Marín compró dicho, rento aprovechando  que la zona tenía buenas tierras de cultivo, se podía tener ganado y era lugar de paso hacía Aragón y Valencia y por tanto bien comunicado. Los límites de este rento de la Boquilla estaban marcados por el valle donde está  ubicado, desde el paraje de la Viña, cerca del camino de la Hoya del Peral hasta la entrada de la Tejería y la zona  del Castillejo y Puente Pasillo, limitando con el rento de la Casa  del Mojón.
En la Boquilla había tres viviendas. La primera, situada nada más pasar la curva de la Boquilla era una antigua Casa de peones camineros donde vivió Enrique Marín, peón caminero a la sazón y mi bisabuelo. A unos cien metros de la anterior  otra casa, con su corral y su pajar donde vivieron y tuvieron sus siete hijos Jesús Marín e Isabel Marín, mis abuelos maternos. Allí nacieron y vivieron varios años Vicente, Amador, Bienvenida, Victoria, Marina, Isabel y Pura. La muerte de la abuela Isabel en 1942 y las dificultades del lugar en los años del maquis hicieron que  toda la familia se trasladara a Salvacañete primero  y a Casas Nuevas después, donde construirían una casa nueva, casa en la que viven ahora mis tíos Miguel y Victoria. En la parte inferior de la carretera existió otra casa donde vivió el tío Ignacio Marín, hermano del abuelo Jesús, antes de marcharse de rentero a Tórmeda. Cuando se marchó quedaron de  renteros  Andrea la de la Fuente la Zarza y su marido, aunque el tío Ignacio seguía cultivando las tierras de la Boquilla.

Fuente de la Boquilla y su entorno. Cuando vivían aqui los abuelos ,mi madre y mis tíos cogían agua de ella  y de un pozo que había  dentro de la casa ,junto a la entrada de la cuadra. Sus "tornajos" entonces eran de madera y todavía  en la actualidad ,finales de 2013 pueden verse ya casi destrozados.Esta fuente sirvió también de abrevadero para  ganado. Foto M.López Marín.



La casa de la Boquilla en la que vivían los abuelos[2] tenía su horno  en la parte inferior, junto al porche que daba acceso a la cuadra. Dentro de la cuadra un pozo y como dependencias anexas un corral y un pajar. Junto al corral y el pajar  el corral y el pajar del tío Ignacio con quien compartían era. En la era un enorme pino que aún nos cuenta el paso del tiempo, pino propiedad de toda la familia Marín herederos del bisabuelo Mariano, y en el que se reunían lo segadores en verano  a almorzar, comer o echar la corta siesta. A su vera almorzaban los abuelos y mis tíos en días de trilla, contando con la compañía de sus primos y tíos, el tío Ignacio y sus hijos, que  trillaban al lado. Incluso a veces se utilizaba como lugar de  “ sestero” para el ganado.

La  era de la Boquilla con el famoso "pino de los Marines" junto a ella  y al lado el antiguo caserío con la Umbría de la Casa del Mojón y sus pinares al frente. en esa era trillaban el abuelo Jesús  y su cuñado Ignacio..Foto MarianoLópez Marín

La Boquilla está rodeada de excelentes tierras de cultivo, entre “La Viña” y “ El Secano” Situada junto al camino de la Hoya del Peral  y al lado de la carretera Cuenca –Teruel era lugar de acogimiento y parada obligada. Los de la Hoya del Peral que bajaban a labrar, binar o segar paraban en casa del  abuelo Jesús, que siempre tenía con ellos palabras amables  y ese chascarrillo ocurrente. Los de Ademuz, Vallanca o Santa Cruz  de Moya que venían a vender vino o frutas  a Salvacañete y sus aldeas o a comprar “ gorrinos cumplideros” hacían parada en La Boquilla, donde eran amablemente atendidos por  el abuelo y sus hijas. Los colmeneros de Turís, Llombay, Catadau y otros lugares de Valencia dejaban sus colmenas  al verano  en las proximidades de la Boquilla debido a la abundancia de espliego. Era parada obligada la casa del abuelo Jesús en donde incluso pernoctaban a veces y les ayudaba a “cortar”, siendo obsequiado con algunos quilos de miel o “agua miel”, dulce que se realizaba cociendo calabaza con miel. El abuelo[3] hizo grandes amigos debido a su enorme amabilidad y a que ayudaba  a todo el mundo. Los peones camioneros que conservaban la carretera de Cuenca a Teruel,  desde el bisabuelo Enrique hasta  Saturnino García, el tío Pedro Castelblanque y posteriormente el tío Saturnino García  o Emilio García  hacían parada en La Boquilla, descansando de su trabajo. La pareja de la guardia civil pasaba con frecuencia por aquí, sobre todo en años  de “ maquis y guerrilleros”, los terribles cuarenta. Siempre tenían la amable invitación del abuelo Jesús para almorzar o reponer fuerzas., Y no digamos de los pastores que tenían su ganado sesteando en lugares próximos a la Boquilla. Siempre se acercaban a la casa donde encontraban conversación y un trago de agua fresca.
Algunos años, enfrente del caserío sembraban azafrán ,en tierras rubiales , junto a la sabina del tio Silvestre, según me contó recientemente mi madre.
                Muy cerca de la Boquilla el paraje de la Tejería, lugar de recepción de los pastores que venían del “ Reino” tras varios días “de vereda”. Recuerdo aún de niño el balido de las ovejas, los pastores con su “ hato” y la alegría del padre, esposo o hijo que  se encuentra con su familia tras varios meses de ausencia, desde Noviembre a Mayo.

                   Paraje de La Tejería, muy cerca de la Boquilla, lugar desde donde se inician los encierros camperos en las fiestas de septiembre de Salvacañete. Por allí pasa ujna vereda trashumante con destino al Reino de Valencia y era el  lugar de salida de los ganados trsahumantes de Salvacañete y sus aldeas hacia el reino. foto Mariano López Marín


Los chicos y chicas de la Boquilla iban a escuela a Casas Nuevas, tras caminar cada día 4 kilómetros. Por la tarde regresaban a casa. Los hijos de Bruno, el de la Fuente de la Zarza, y todos mis tíos fueron a escuela a Casas Nuevas con D. Florencio o D. Vicente.
Las fiestas de Arroyo Cerezo, Veguillas y Vallanca eran lugares de visita de los jóvenes  de aldeas y caseríos próximos  de Salvacañete: La Boquilla, La Casa del Mojón, Tórmeda, Hoya del Peral, Casas Marica y Nabina y la Fuente de la Zarza. Hacían el recorrido andando.
      Aldea de Casas Nuevas


La Boquilla vivió momentos de júbilo cuando se acabo la guerra  civil española, en 1939.¡ Cuántas comidas daría el abuelo,  la abuela  y sus hijas  a la gente que regresaba del frente en abril del 39!  Y lo hacía con esa alegría desbordante que da  el ver que una guerra ha terminado y que tus  hijos están sanos  y salvos.
Entre ambas viviendas  había, y todavía existe una fuente, “el cubo de la Boquilla” con un  pequeño “ tornajo” como abrevadero. Lo de cubo  se le denomina así porque se recubría el manantial con un armazón de madera parecido al de las cubas o barriles. Entre la Casa del Mojón  y La Boquilla había otro cubo “ El prao cubo” donde se sembraban pequeñas huertas  aprovechando su agua. El tornajo[4] es un tronco de madera vaciado que se utilizaba en todas las fuentes como abrevadero de ganado y caballerías. Si el manantial era grande había varios tornajos. Se aplica también este nombre a los recipientes donde comían los cerdos hechos de madera o de piedra. Aún recuerdo los días de siega en la Boquilla y sus alrededores y las visitas a la fuente para llenar el botijo  o la botella de fresca agua.
Parajes inolvidables de la Boquilla y sus alrededores son La Jarilla  con su matorral,  La Asomailla, La Viña, el Puntal de Pras, La Tejería, Los Majanos, El Secano, El Prao Cubo, Los Castillejos, etc.

Fuente de La  Boquilla. M Lopez Marín


Homenaje poético a  la Boquilla



Y continuando el camino
hacia el pueblo más grande
llegamos  a La Boquilla
donde el abuelo Jesús sale
ofreciendo  con hospitalidad
alojamiento a quien pase
sea de Vallanca o de Ademuz
de Torrebaja o Castiel amable
de Veguillas o Arroyo Cerezo
de la Hoya del Peral inseparable
mientras la abuela Isabel
rodeada de siete hijos  entrañables
prepara un suculento almuerzo
para reparar fuerzas si decaen
migotes, gazpachos o gachas
con tajadas bien agradables.
El viajero se ha repuesto
con estos manjares inolvidables
y siempre recordará
a esta gente tan amable
Vicente, Amador, Bienvenida  y Victoria
Marina, Isabel y Pura  admirables
ayudando continuamente
a estos grandes padres
habitantes de la Boquilla
ese lugar entrañable.
Muy cerquita otra casa
compartiendo tierras de cereales
el bisabuelo Enrique, el caminero
en su casilla de peones  destacable
cuida de la carretera
con paciencia inquebrantable
tapando baches  y agujeros
para que sea transitable
vieja carretera a Teruel
que en el siglo diecinueve se hace
uniendo a pueblos diversos
uniendo a tres comunidades
Castilla, Aragón y Valencia
unidas  por estos lares.
En este rincón de la Boquilla
tengo raíces ancestrales
aún recuerdo la vieja casa
donde se criara mi madre
con seis hermanos más
en tierras de cereales,
de sabinas hermosas
y de ganados trashumantes
a  los que dábamos la bienvenida
en el paraje  poco distante
de la Tejería, lugar hermoso
con corrales y majadales
por donde discurre la vereda
en dirección a tierras de levante.
Al lado de la casa
dependencias y corrales
la era y el viejo pino
testigo de muchos avatares
de días de siega y trilla,
de almuerzos y meriendas  flamantes
de horas de convivencia
entre familias  muy notables
que trabajaban y vivían en esta tierra
y que con esfuerzo constante
sacaban fruto diverso
de estos hermosos paisajes
de estas tierras de pastos
y de cultivos dispares
donde las colmenas
han ocupado diversos lugares
aprovechando la flor del espliego
en otras épocas importante.
Colmeneros de Levante
eran habituales
en el lugar de la Boquilla
entre corchos y panales
de rica miel muy estimada
por sus  importantes propiedades.
Todos ellos amigos del abuelo
amistad muy perdurable.
en años de trabajo duro
años de dificultades
pero la buena amistad
es algo que mucho vale.
A este lugar de La Boquilla
quiero hoy homenajearle
por ser lugar hermoso
donde residieron mis familiares
entre tierras de labor
y ganados trashumantes
con mucho esfuerzo y dedicación
en años de dificultades
sin perder la ilusión
y con presteza entregarse
a su tierra y su familia
sacando provecho a cada instante
de vida en este lugar
de La Boquilla flamante
entre gentes que laboran
y conviven con arte.



Mariano López Marín
Salvacañete y Utiel  otoño 2001





La Boquilla y su entorno


Lo que queda del pajar de La Boquilla :M.Lopez  Marín

                                 Ruinas de la Boquilla.Al fondo  el sabinar por donde baja la vereda desde la Hoy adel Peral y la Umbría de la Casa del Mojón

 La Boquilla   y su entorno.Fot.M. López  Marín


Los Castillejos y La Tejería


Paraje enfrente de La Boquilla. Vallejo de los Carros

 

Entorno de La Boquilla. Foto  M. López Marín

 







[1] Mi bisabuelo Mariano tenía renteros. Posteriormente heredaron sus tierras sus hijos cuando se casaron. Poseía numerosas cañadas de labor en la Hoya del Peral, el Rento de La Boquilla y en La Vega.
[2] En dicha casa dejábamos el hato cuando íbamos a segar a   dicho lugar. Incluso muchas veces comimos en su interior. Las tierras de labor estaban  alrededor de la misma. Me acuerdo de verla en pie y d explicarme mi madre sus vivencias en ella. Se utilizó muchos años para guardar forrajes, las cuadras para ganado y para sembrar champiñón.
[3] Todas estas vivencias de La Boquilla me las han contado mi madre y mis tíos  y el propio abuelo con quien conviví hasta los  10 años.
[4] Op.cit  López Marín, MARIANO“ Etnología y costumbres populares de Salvacañete”. Edición en ordenador. Inédito. Ver también “ Yuste Valero, AURELIO” VOCES DEL PASADO” Excma Dip Provincial .cuenca 2007.


BIBLIOGRAFÍA

LÓPEZ MARÍN,M.: " Salvacañete . su historia y sus gentes" Edic. Excmo . Ayto de Salvacañete.Gráficas Llogodí,Utiel 2004. La Boquilla en páginas 605-608

Clicar en este enlace y podreis ver en este mismo blog el homenaje póstumo que le hcie a mi tia Pura Marín Marín, la más  pequeña de los hermanos de mi madre.
EN HOMENAJE A MI TÍA PURA MARÍN MARÍN

              Salvacañete en la década de 1940. .foto gentileza de Amadeo Muñoz García. Muchas gracias.

lunes, 23 de diciembre de 2013

HOMENAJE AL LAVADERO DE SALVACAÑETE

Hace años  compuse este POEMA HOMENAJE AL LAVADERO DE SALVACAÑETE. Forma parte de un libro de poemas inéditos   "HOMENAJES" dedicado a las gentes , paisajes, lugares, profesiones ,callles,personajes, aldeas , rentos y caseríos  y sitios emblemáticos de Salvacañete. algunos ya han visto la  luz en publicaciones mías :"Salvacañete : su hsitoria y sus gentes"; " Tiempo de Trashumanciaa" y en artículos de este blog y de la web de Salvacañete.

Fuente del lavadero de Salvacañete con su pilón abrevadero, su pila de agua clara y su pilón para lavar con losas incluídas.


En Salvacañete se conserva  intacto y restaurado su lavadero,situado debajo del edificio del Centro social Polivalente, en la Calle de la Fuente ,en su confluencia con la calle de Alcalá.Además en sus aldeas había otros lavaderos: en Casas Nuevas, Hoya del  Peral, El Valle Carmona y La Nogueruela. En otras aldeas , rentos y caseríos había otros lugares donde lavar.En los Cortijos y Torrefuerte  eran balsas dodne recogian el agua de alguna fuente y en  otros lugares lavaban en en alguna fuente, en un riachuelo o en el propio río Cabriel en el caso de los caseríso situados juntoa sus orillas.Todos ellos forman parte de la rica cultura del agua de nuestro publo. Lugares  donde se lavaba la ropa,se relaciomnaban las mujeres del pueblo o de la aldea ,donde se iba a por agua,se rondaba a las chicas,se llevaban las caballerías a beber cada día  o en días de trillza,se comentaban las últimas noticias del lugar y se aprovechaban sus aguas para riego en lugares próximos, huertos cuidados primorosamente. Cada cierto tiempo la pila de lavar  se limpiaba y se encargaban las mujeres por  turnos.
Este lavadero de Salvacañete fue restaurado  en la década  de finales de los años1980 y principios de los años 1990 siendo alcalde de Salvacañete el primo de mi madre ,Ángel Marín Valero a quien Salvacañete debe muchas cosas por su  enorme preocupación por el tema de traida de aguas al  pueblo para asegurar su  abastecimiento, por estar al cargo de ellas muchos años, por su preocupación por restaurar los  abrevaderos de ganado en un pueblo eminentemente ganadero y por  arreglar el lavadero para que las nuevas generaciones  lo pudiesen ver intacto.Gracias Ángel por tanto bien que has hecho por Salvacañete y allí donde estés puedas  dsifrutar por ese esfuerzo por nuestro pueblo.
Todavía se  sigue utilizando este lavadero y en verano suelen verse algunas mujeres en él. Lo que no falta es la  visita a la Fuente del Lavadero a beber agua  en alguno de sus dos caños,que en temporadas de mucha agua suelen ser tres.
En el pasdo siglo XX  hasta bien entrado el mismo mismo  a los jóvenes forasteros  que  tenían novia en Salvacañete se les hacía pagar "la patente" una invitación  a los jóvenes del pueblo  por el hecho de " festear" con una chica de allí. Si no la pagaba se " le echaba al pilón de la fuente del lavadero".
Cuando las chicas iban a por agua  cada tarde los jóvenes  acudían a rondarlas y más de un cántaro y algún botijo se rompían.




AL LAVADERO DE SALVACAÑETE

Dedicado a este lugar entrañable de nuestro pueblo y a otros lavaderos  de nuestras aldeas, centros de convivencia, de trabajo, de charlas y llenos  de vivencias de las mujeres de nuestro pueblo y aldeas  a lo largo de muchos años. La historia de SALVACAÑETE reflejada en sus pilones y en sus  aguas cristalinas  que manan frescas de forma continua dando vida a  estos lugares y a los huertos próximos.


En un lugar entrañable

donde la calle de la Fuente acaba
y la calle de Alcalá
inicia aventura y bajada
te encuentras viejo lavadero
con la Fuente Vieja como dama
surtiendo su abundante agua fresca
tus pilones entre salvas
de burbujas cristalinas
que continuamente manan
alegrando este lugar
con el murmullo  del agua.

 Has sido historia y  presente
de Salvacañete de nuestra alma
en cualquier día y situación
cuando sobre tus losas  lavan
esas ropas que en ti dejan
 suciedades y esperanzas.
Llegan las buenas mujeres
con gavetas y con ganas
remojando y enjabonando
esas prendas añoradas ,
aclarando con energía
en tus limpias y frescas aguas.
Hay conversaciones diversas,
se comenta lo que pasa
las noticias del pueblo,
un  noviazgo o una embarazada,
lo que van hacer
en las fiestas afamadas.,
las cuitas y los escarceos
de vecinos que se aman,
la última noticia importante
de este lugar del alma,
si hay que pagar la contribución
o venden cosas en la plaza
mientras las manos hacendosas
lavando prendas no paran.

Al mediodía llegan  los machos
a  beber la fresca agua,
es un día de trilla
de agosto, en gran jornada
acompañados de  sus amos
con el polvo de la parva.
Los amos  y los animales
refrescan cuerpos y gargantas
el calor aprieta hoy
por estas tierras serranas.

Por la tarde y con la fresca
llegan mozas afamadas
con sus botijos y cántaros
para reponer esa agua
necesaria en el hogar
durante toda la jornada.
Los mozos salen a la espera
en busca de sus  amadas,
ir por agua  a la fuente
es cita obligada
con camino de ida y vuelta
pasando por la Cruz o la Plaza.
Entre conversaciones y cadencias
muchos noviazgos se fraguan
mientras el agua se  llena
los jóvenes conversan con ganas
con algún botijo y cántaro rotos
junto a la  fuente afamada.

 El camino de la fuente
es un bullir de bajada
de caballerías diversas
a beber a la fuente agua,
de gentes con recipientes
a llenar  entre algarada
esos cántaros y botijos
de rica y fresca agua,
agua de la Fuente Vieja
que continuamente mana
entre conversaciones diversas
de mujeres que lavan
comentando las incidencias
de este Salvacañete de mi alma.

De mañana y al atardecer
el lavadero  es morada
de mujeres trabajadoras
que se entregan en cuerpo y alma
a lavar entre murmullos
con agua fresca y muy sana
esas ropas familiares
dejando entre sus aguas
trabajos y esfuerzos
alegrías y esperanzas.

Continuamente se oye
el murmullo del agua
que sale rauda
hacia huertos de fama,
huertos de la Fuente
regados con esas aguas
sobrantes del lavadero
que poco  a poco bajan
a balsas construidas
junto a huertos de añoranzas
donde varias familias
 cultivan cosas variadas
con mimo y dedicación
a esas tierras entregadas
en este rincón entrañable
del lavadero de fama.
Lechugas, tomates, patatas,
acelgas, zanahorias , espinacas,
frutales diversos en ribazos,
ciruelos que a todos halagan,
cerezos y manzanos
y  membrilleras afamadas .
Son pequeños los huertos
y sus tierras bien aprovechadas
regadas con mimo y primor
con aguas que del lavadero bajan
por acequias diminutas
encantadas con sus aguas .

Junto al lavadero
 se apiñan muchas casas
del Barrio de la Fuente
que escuchan el murmullo del agua,
las conversaciones diversas
de mujeres que  se afanan
con sus manos laboriosas
lavando ropas y sábanas
mientras conversan de temas
de su pueblo o de sus casas
amenizadas siempre
por el murmullo del agua
que sale rauda y veloz
por tres caños que manan
sin parar y con presteza
ese  líquido que agrada
por su frescura  y bondad
en invierno y en otoñada ,
en verano con el calor
y en la primavera soñada.

  En los días  estivales
la gente pasea y baja
a contemplarte viejo lavadero
y a beber tu fresca agua
por la mañana o por la noche
o cuando las cigarras cantan
y todavía pueden ver
esa vieja estampa
de mujeres  muy trabajadoras
que siguen lavando con ganas
en esa losas  centenarias
que han visto muchas batallas
entre ropas y jabones
y conversaciones variadas.

Hoy quiero homenajear
Al lavadero y Fuente Vieja  afamada
y otros lavaderos
De nuestras aldeas admiradas
Hoya del Peral y Casas Nuevas
O el Valle Carmona, todas nombradas
sois historia de Salvacañete
rincones entrañables donde los haya.
Lavadero de Salvacañete
lugar de mucha fama
con su edifico encima
donde los jubilados trabajan
en su asociación conocida
como de Fuentes Claras
oyendo continuamente
el murmullo del agua
que mana  en cadencia
y siempre con abundancia
venida de la Fuente Vieja
donde nace con gracia
al pie del viejo regajo
que de Santeroncillo baja .

Viejo lavadero serrano,
vieja fuente afamada
sois testigo e historia
de nuestro pueblo que  guarda
gratos recuerdos de este lugar
de convivencia muy sana
entre gentes trabajadoras ,
entre jóvenes  y su amadas
ente los que día a día iban
a dar a los machos agua
tras el trabajo diario
en cualquier lugar de nuestra tierra admirada.
.
Vuestros muros y pilones
guardan recuerdos y añoranzas
de siglos  de vida en común
animados por las aguas
que llegan  continuamente
de la Fuente Vieja añorada
dando vida a este rincón
entrañable donde los haya ,
rincón de Salvacañete
entre huertos y casas
al que dedico estos versos
con toda mi alma
como  recuerdo entrañable
de años de infancia
de juventud y madurez
oyendo el murmullo del agua
y contemplando día a día
como las mujeres lavan
con primor y gallardía
en tus frescas y limpias agua.
MARIANO LÓPEZ MARÍN
Landete 18 de agosto de 2001.
Utiel 15 de septiembre de 2001.
                   Viejo lavadero de Salvacañete de los años 1950. y 1960.Fotogría de mi amigo Manuel Álamo López.Gracias.



EL LAVADERO Y SUS ALREDEDORES

La calle de la Fuente y el Centro  social  Polivalente encima  del  lavadero.

El lavadero y la calle de  Alcalá.

La calle de Alcalá , huertos de la Fuente Vieja y al fondo el Alto de las Almas.

Calle de Alcalá, junto al lavadero.

Rincón tipico de Salvacañete  junto al lavadero.


LOPEZ MARÍN ,MARIANO:.Homenajes. Libro  inédito. Edición en ordenador.

FOTOGRAFÍAS : Mariano López Marín




Lavadero de Salvacañete

 

Calle de la Fuente ,junto a la plaza de La Dula.


            Calle de la Fuente,Centro Social Polivalente y lavadero


ULTIMA ACTUALIZACIÓN. 21 de marzo de 2016

(C) MARIANO LÓPEZ MARIN