Entrada destacada

HOMENAJE A MI MADRE

Hoy quiero dedicar esta entrada a  mi madre ,Bienvenida Marín Marín,l a tia Bienvenida como la llamaban cariñosamente  en nuestro pueblo S...

jueves, 28 de mayo de 2015

HOMENAJE A MI AMIGO EL CABRERO FELICIANO MONTERO

EL CABRERO
                                                        MARIANO LÓPEZ MARÍN

De mi obra inédita HOMENAJES   es este poema HOMENAJE A MI AMIGO  EL CABRERO FELICIANO MONTERO,poema que ya incluí en mi libro TIEMPO DE  TRASHUMANCIA Ediciones Rodeno ,Cullera, 2012.
Del tío Feliciano aprendí muchas cosas cuando  iba con 13 0 14 años a guardar el rebaño familiar en época de vacaciones y mi padre se dedicaba a otros  menesteres. Siempre  iba por el mismo " careo" que él , recorriendo  los mismos parajes ,uno a cierta distancia de otro.Él  con el "cabrío" del pueblo y yo con el rebaño familiar. Horas de tertulia  y de consejos recorriendo esos parajes de Salvacañete por los que han pastado ovejas y cabras durante siglos de tradición ganadera.
Sirva también de homenaje a todos los cabreros  que ha habido en Salvacañete y al último que hay ahora  un hijo de Arcadio Pérez Lagunas que ha seguido la profesión de su padre.Todavía podemos contemplar las cabras paciendo por parajes de Salvacañete. 




Dedicado a un amigo entrañable  y excelente persona, Feliciano Montero
 (Q.e.p.d.), cabrero que fue de Salvacañete y con quien compartí días de  careo con el rebaño de ovejas familiar.




Cada mañana puntuales
llegan las cabras del pueblo
desde todas las calles
hasta el corral del  cabrío enhiesto
que cerca de Santa Ana
tiene su espacio lleno
de  cornudas, mochas y cachas
blancas, negras, marrones y con deseo
de salir a pastar al campo
cuando llegue el cabrero
entre un bullicio de graznidos
 y el olor a mugre  y  a cuernos.

Puntual a su cita
llega Feliciano Montero
buen hombre donde los haya
de todos , el mejor cabrero.
Abre las puertas del corral
 y  el cabrío raudo y presto
sale calle abajo
hacia el lugar del careo
el Llanillo o La Solana
la Umbría o Santeroncillo eterno
la Dehesa llena de espinos
o el Matorral de Cañigralejo
cada día en un lugar
buscando los tallos frescos.
Los cojudos marcan el ritmo
Feliciano llama a su perro
que  conduce el cabrío
entre gritos y ululeos
mientras los cencerros suenan
marcando el ritmo del tiempo
a lo largo del día
en los lugares de pastoreo.

Las cabras pastan plácidamente
ramoneando los espinos nuevos
sus mejores brotes
son bocado exquisito y bueno .
Un cabrito grazna
buscando a su madre con denuedo
y el colorido cabrío
recorre tierras del pueblo
bajo la atenta mirada
de Feliciano “ El cabrero”
personaje entrañable
humano y sincero
que ha soportado durante años
los rigores del invierno,
las tormentas del verano
y las lluvias de cualquier tiempo
pastoreando el cabrío
suyo y de todo el pueblo
entre paisajes hermosos
pinos, sabinas y enebros,
carrascas centenarias
y matorrales inmensos
donde las cabras disfrutan
ramoneando tallos nuevos.

Durante el largo día
se han producido algunos encuentros
con gente que siembra
algunos pedazos con esmero
con otros pastores
que hacen parecido careo,
con gente que viene de por leña
para el hogar en invierno.
Con todos ellos charla
nuestro amigo El Cabrero
mientras las cabras se extienden
por ribazos y vericuetos
con el ruido de las esquilas
el graznido de “ chotos “ nuevos
mientras algunas de ellas
se elevan sobre árboles bellos
buscando sobre sus ramas
esos brotes que con anhelo
morderán con gusto
será su mejor alimento.

Tras el largo día
regresa de nuevo el cabrero
con su rebaño unido
a nuestro pueblo.
Se oyen los picotes
las cabras regresan de nuevo,
cada uno recogerá las suyas
que acuden prestas a su puesto
a su calle  y a su  puerta
buscando  a su dueño
con las ubres llenas
buena leche y mejor alimento
cada día es un rito
el momento del ordeño.

Llega el momento del descanso
para Feliciano el Cabrero
se ha ganado a pulso
todo el día con esfuerzo.
Mañana será otro día,
otro distinto careo,
las mismas ilusiones ,
el mismo denodado esfuerzo
pastoreando el cabrío
entre matorrales diversos
para ganar  un salario
que pagan entre todos los dueños
un tanto por cabra
por la guarda y el esfuerzo.
Cada día del año
sin fiestas y sin veraneo
soportando todo tipo
de inclemencias del tiempo.

A ti viejo amigo
de todos el mejor cabrero
quiero rendir homenaje
de gratitud y muy  sincero
por tantos años dedicado
a tu tierra y a tu pueblo
algunos años en los que compartí
contigo varios careos
con tu ayuda inestimable
era menos esfuerzo
dialogábamos juntos
de temas diversos
entre aroma de cabras y ovejas
por tierras de nuestro pueblo,
de la Fuente Vieja a La Morruda
con tu trato ameno.
Gracias viejo amigo,
gracias Feliciano Montero
en  nuestras calles y plazas
en  nuestros paisajes de ensueño
siempre quedará imborrable
un grato recuerdo
de tu trabajo diario
con ese cabrío inmenso
que con gran dedicación
guardabas con esmero
en tierras diversas
de este Salvacañete nuestro
entre espinos y sabinares
y matorrales inmensos
con entrega y dedicación
al servicio del tu pueblo
amigo desde siempre
para mí el mejor cabrero.

Mariano López Marín


Landete 24 de agosto de  2001.
Utiel, 3 de abril de 2002








 Pascual Ruiz, cuñado de Feliciano Montero, con un manso de piedra en un sestero de Salvacañete. Fotografía realizada por mi amigo  y paisano Manolo Álamo López.








 

 El Pastor de las Huesas del Vasallo. Escultura del  artista de Fuentelespino de Moya D.LUIS MARCO PÉREZ. Dicha escultura está colocada en la Hoz del Huecar, debajo de las Casas Colgadas.Imagen tomada de la web  www.flickr.com. Muchas  gracias
Luis Marco Pérez (Fuentelespino de Moya, 1896- Madrid, 17 de enero de 1983) fue un escultor e imaginero español que es considerado como uno de los mejores imagineros españoles del siglo XX
Con 20 años gana su 1ª medalla con la obra «El alma de Castilla es el silencio» (actualmente en el Palacio Provincial de Cuenca), mientras que en 1926 gana la medalla del Círculo de Bellas Artes con «El hombre de la Sierra» (situada en el Parque de San Julián de Cuenca).
En 1930 volvería a ganarla con "El Pastor de las Huesas del Vasallo” que actualmente puede verse sobre un peñasco en la Hoz del Huécar, cerca de las Casas Colgadas.
Destaca su labor como imaginero, en la cual realizó numerosos conjuntos procesionales para la semana santa de Cuenca.


EL PASTOR DE LAS HUESAS DEL VASALLO DE D.LUIS MARCO PÉREZ. Escultura en el Taller del artista fotografiada por mi buen amigo de Fuentelespino de Moya Pepe Benedicto  Sacristán.Muchas gracias.



    

Vista general de Salvacañete desde la Dehesa. Lugares  que recorrió muchas  veces el cabrero Feliciano Montero. Foto   M. López Marín



Por esta calle de la Umbría bajaba  todos los días del año Feliciano Montero con su cabrio desde el " corral de las cabras" ,situado al pie de Santa Ana, donde las llevaban los vecinos.Foto. M. Lopez Marín.

                              Composición de imágenes de Salvacañete  realizada por Antonio, esposo de Elena Domingo García.


Cabrero del Valle del Jerte.Imegen tomada de la web :lacerecera.wikispaces.com.Muchas gracia
  

(C) MARIANO LOPEZ MARÍN