Entrada destacada

HOMENAJE A MI MADRE

Hoy quiero dedicar esta entrada a  mi madre ,Bienvenida Marín Marín,l a tia Bienvenida como la llamaban cariñosamente  en nuestro pueblo S...

domingo, 6 de enero de 2013

JUEGOS QUE SE REALIZABAN ANTIGUAMENTE EN SALVACAÑETE Y SUS ALDEAS



JUEGOS QUE SE REALIZABAN ANTIGUAMENTE EN SALVACAÑETE  Y SUS ALDEAS

Es el DÍA DE REYES  de este recien estrenado  2013, día de  alegrías infantiles, de juegos intensos con los regalos y  de  mucha actividad de niños y mayores en casa y fuera de ella.Hay que probar todos los juguetes.¡Cuanto han cambiado los tiempos !.Pero  lo que no ha cambiado es la gran ilusión de nilños y mayores al recibir los  regalos .
La forma de jugar   y con que juegan nuestros chic@s ha  evolucionado mucho y   he querido  recuperar esos juegos antiguos que se hacían en  nuestro pueblo SALVACAÑETE  y  en sus aldeas cuando yo era chico, juegos a los  que jugaron tambien nuestros  padres y nuestros abuelos. Son cultura y tradición de  nuestra  tierra.Forman parte de mi libro inédito  ETNOLOGÍA Y COSTUMBRES POPULARES DE SALVACAÑETE   y los recogí en el verano de 1992 con aportaciones  posteriores de gente mayor. Espero que os gusten.El juego es fundamental en la vida del  niño  y cuana màs  imaginación ponga  en  el uso de sus juguetes o en la construcción de esos mismso juguetes con cosas sencillas mejor.
A lo largo de este trabajo podresi comprobar que jugábamos con cosas sencillas, ,con las que noos proporcioanba el medio rural donde vivímos y nos hacía mucha ilusión cuando los reyes nos traían un caballo de cartón, colores y libretas para la escuela o algún dulce .Éramos felices con pocas cosas y sácabamos provecho de  cosas muy sencillas como las chapas de las bebidas, los tapones de corcho  ,los trozos de cartón,una sencilla pelota hecha con papel y gomas , frutos como las bellotas o las agallas de los  quejigos, trozos de teja o de madera,etc .Con imagianción y muchas  ganas  nos hacíamos nuestros propisosjuguetes: zambombas, tirachinas, sombreros, caballos de madera,etc. 



Las formas de divertirse los chicos y chicas, los jóvenes y las personas  mayores en nuestro pueblo han cambiado a lo largo del tiempo, debido en parte a la mejora de las condiciones de vida y al desarrollo de los medios de comunicación. Estos últimos han permitido a todos ponerse en contacto con  gentes de otros lugares de la comarca, de la provincia  y de toda España. Estas circunstancias han motivado que juegos de toda la vida se olvidarán y sean sustituidos por otros nuevos. No obstante esos juegos tradicionales de nuestros padres y abuelos estaban en la memoria de estos y a través de entrevistas y de mi propia experiencia personal  he intentado recuperarlos  como parte importante de nuestra cultura, de nuestras tradiciones y de nuestra forma de ser. A través de las Semanas Culturales de la 3º Edad  que celebramos en Agosto he intentado durante muchos años  que  nuestros mayores recordasen los juegos  con los que se divertían y que los más jóvenes  los aprendiesen como cultura ancestral de  nuestro pueblo, transmitida de generación en generación.
           
Siempre me ha preocupado la recuperación de todo aquello que es cultura e historia de nuestro pueblo y en agosto de 1992 trabaje intensamente en la  recogida de información de los juegos populares de nuestro pueblo, tanto de niños como de jóvenes y mayores con el fin de que no se perdiesen. Así elaboré una amplia información, que he ido ampliando, toda ella recogida  de gentes de nuestro pueblo, mi familia, mis vecinos, los más mayores de nuestro pueblo y sus aldeas y todos cuantos han querido aportar su información. Con ello quiero rendir homenaje a todas esas gentes de Salvacañete y sus aldeas  que  transmitieron y conservaron esos  juegos tradicionales, legado de generaciones anteriores que hicieron de la  diversión  en cualquier rincón del pueblo  y sus aldeas  una forma de vivir la vida y de llenarla de ilusión en los momentos dedicados a esto.

Las fiestas  anuales  constituían los momentos importantes  para divertirse. Todos los acontecimientos  que marcaban la vida  de nuestro pueblo eran  momentos lúdicos ; el matagorrino, los mayos, las hogueras de San Antón, las bodas, las rondas, despedidas de soltero, celebración de patentes, la siega ,la trilla, la Semana Santa, las diversas fiestas religiosas a lo largo del año,  las fiestas de pueblos próximos etc. Y estas diversiones eran distintas según la época del año, según veremos posteriormente. Por  eso los juegos  también marcaban el devenir de nuestro pueblo  y el carácter de sus  gentes. El juego  era y es diversión, competición y al mismo tiempo una necesidad vital para relacionarse con los semejantes y una forma de  contribuir a la formación de  nuestro espíritu y a la ocupación del tiempo que no dedicamos al  trabajo  o al descanso.  Comprobaremos también  como el juego es tradición, costumbre, carácter y por qué no cultura popular.

Se jugaba con lo que se tenía en cada momento: piedras, aros, sacos, correas, bolas, cartones, con frutos del bosque como  bellotas, agallones, gayubas de enebro, endrinas, con cuerdas, trozos de teja, trozos de metal, con telas etc. Eran tiempos de escaseces y había que agudizar el ingenio. Los lugares de juego eran diversos: la plaza o las calles del pueblo, las hacinas (cinas[1]) del cereal o del espliego, las eras, la puerta de las escuelas en Salvacañete y en las aldeas que tuvieron como La Nogueruela ;los Cortijos ;La Hoya del Peral o Casas Nuevas, los alrededores del pueblo y de sus aldeas ,etc.

He trabajado también el tema del juego tradicional en  la escuela, recogiendo con los alumnos de 5º y 6º  juegos tradicionales de  las dos localidades donde  he estado trabajando MIRA  y UTIEL. Incluso colaboré en un Grupo de Trabajo del Cefire de Torrente, en su extensión de Utiel, en la recogida de juegos tradicionales de la Comarca Utiel –Requena  con los profesores de educación Física de los centros educativos comarcales. Todo este trabajo lo daré a conocer más adelante como cultura de esta zona.
Cada día estoy más  convencido que  el niño juega más a gusto cuando creas sus propios juegos  con algo que tenga a mano, en especial si es material reciclable y reutilizable. Lo he comprobado en  concursos de Reciclaje hechos durante varios años  en el CEIP Canónigo Muñoz de Utiel, centro donde trabajo desde hace veintiocho años. Con imaginación son capaces de diseñar montones de juegos partiendo de materiales desechables y pasárselo muy bien con ellos.

Sirva este trabajo  para  rendir  homenaje a los niños y jóvenes de muchas generaciones de     gentes de Salvacañete y sus aldeas  que supieron  jugar  con  cosas  sencillas y transmitirnos una cultura  etnológica relacionada con el  juego  muy ligada a su tierra, caserío, rento, aldea o pueblo. Y por supuesto contribuir a que estos juegos tradicionales  no se perdiesen.




Para cada juego he seguido la siguiente ficha:
NOMBRE DEL JUEGO
Nº DE JUGADORES
LUGAR DE JUEGO
ÉPOCA EN QUE SE JUGABA
REGLAS DEL MISMO.
           
ESCONDE CORREAS


Nº DE JUGADORES: Los que quieran jugar, aunque  nunca demasiados para que no sea muy largo
LUGAR DE JUEGO: En una calle o varias
ÉPOCA EN QUE SE JUGABA: Todo el año
REGLAS DEL MISMO.

1.      Los jugadores sortean quien va a dirigir el juego y esconder la correa( cinturón) en algún hueco de una pared de una casa u otro lugar. Todos los jugadores se quedan quietos en un lugar previamente acordado, mientras que el que dirige el juego esconde  la correa en otro lugar sin ser visto
2.      Cuando  el que dirige el juego  lo indica los  jugadores van a buscar la correa y  si alguno se aproxima al lugar donde está escondida   el director del juego dice “ caliente” y si está lejos  “frío”. El jugador que encuentra el cinturón debe perseguir a los  jugadores con el mismo dando correazos, que estos tienen que evitar , llegando rápidamente al lugar donde estaban concentrados al principio  del juego, la meta
3.      El que ha encontrado el ” cinturón o correa” se convierte en director de un nuevo juego. Se continua así hasta que deciden parar.
4.      Era un juego de chicos y chicas.

LOS CARTONES


Nº DE JUGADORES: Dos o más
LUGAR DE JUEGO: Una calle, la plaza del pueblo o una plazoleta, una era, etc
MATERIALES NECESARIOS PARA EL JUEGO: Trozos de cartas de barajas ya gastadas” los cartones”. Nos las daban en los bares que  había en el pueblo “ El del tío Julián Valero” donde ahora está el bar de Perfecta Gardón y  el del “tío  Elías Ibáñez “ regentado en mis tiempos pos su hijo Fidel Ibáñez, y situado junto al  ayuntamiento. De una carta sacábamos cuatro cartones y los guardábamos como oro en paño
ÉPOCA EN QUE SE JUGABA: Durante todo el año pero más en primavera y verano.
REGLAS DEL JUEGO:

1.      El juego consiste en colocar los  cartones” en un “ frondis “ o círculo marcado en el suelo con un trozo de  yeso o de teja e intentar sacarlos tirando desde un lugar predeterminado antes de tirar con un “ tejo”. Los cartones deben ser arrastrados fuera del círculo intentando  arrebatárselos a Leo compañeros  de juego. Solo se consiguen los cartones cuando salen fuera del círculo. Cada jugador coloca el mismo número de cartones 4 o más.
2.      Los jugadores  tiran por turnos desde una línea marcada cerca del frondis.
3.      El juego termina cuando no quedan cartones dentro del frondis o círculo.
4.      Gana el jugador que más cartones ha sacado fuera.

Jugábamos  enfrente de la puerta de la torre de la iglesia, en la plaza  y a veces las partidas duraban mucho porque había muchos cartones en el “frondis”. De los golpes de los  “tejos” se rompían, aunque procurábamos conservarlos mucho tiempo.


EL PALMO


Nº DE JUGADORES: Dos o más
LUGAR DE JUEGO: Un lugar cerca de un muro. Nosotros de niños  jugábamos  en las pilastras de la iglesia  y  en las paredes de la escuela.

ÉPOCA EN QUE SE JUGABA: todo el año, pero más en fiestas cuando los familiares te daban alguna  moneda  de las de entonces 5 céntimos o 10 céntimos de peseta.

MATERIALES NECESARIOS: Monedas de poco valor” chavos “ de 5 o de 10 céntimos, de 25 céntimos ( real), de dos reales, etc.

REGLAS DEL JUEGO:

1.      El juego consiste  en ganar  monedas  al compañero o compañeros tirando las monedas, los chavos, sobre una pared  y aproximando a la del compañero todo lo que se  pueda.
2.      Se marca una línea  sobre el suelo, cerca de un muro, y tirando la moneda sobre la pared  ha de sobrepasar dicha línea.
3.      Las monedas han de estar unas sobre otras a menos de un palmo. Si un jugador consigue que su moneda  toque en la caída  a otra  o caiga encima, ha ganado esa moneda.
4.      La partida la gana el jugador  que más ha aproximado  en la tirada a la línea  de referencia.
5.      el premio por ganar la partida  son las monedas apostadas.

EL CHOMPO O TROMPO

                           
Nº DE JUGADORES: Dos o más
LUGAR DE JUEGO: Una calle, la plaza del pueblo o una plazoleta, una era, etc.
ÉPOCA EN QUE SE JUGABA: Era un  juego de nuestra etapa escolar Jugábamos en primavera y verano
MATERIAL NECESARIO: Un trompo o peonza y una cuerda para poder bailarlo.
REGLAS DEL MISMO.
1.      El juego consiste en sacar de un círculo o “ frondis” los “ chompos “ depositados previamente, utilizando otro “ chompo” que se lanza dentro  de  ese  círculo.
2.      Por sorteo van tirando los jugadores. Si uno le ha dado a un chompo  y lo ha sacado fuera, puede seguir tirando sucesivamente  hasta  que falle
3.      Gana  el juego el que más  “ chompos “ ha sacado fuera . A veces muchos se rompen. Es necesario tirar con fuerza.
4.      OBSERVACIONES: Una variante de este juego es poner a “ bailar  los chompos  dentro de ese círculo. Gana el jugador que ha conseguido tener más tiempo bailando  su  peonza dentro del “ frondis”.

EL MOSCARDÓN

Nº DE JUGADORES. Es un juego de equipo.
LUGAR DE JUEGO: Calle, plaza, una era, etc.
ÉPOCA EN QUE SE JUGABA: En cualquier momento del año, pero especialmente en época escolar, en los recreos y por la tarde después de la escuela.
REGLAS DEL MISMO.
1.      El juego era más propio de chicos y jóvenes. Un chico o chica se ponía de espaldas  al grupo de jugadores, con la palma de su mano izquierda debajo de la axila derecha  y dirigida hacia el grupo. Con la mano derecha se tapaba  la oreja para no recibir golpes. Uno del grupo daba un manotazo sobre la palma de la  mano del jugador que se quedaba  y este debía adivinar  quién había sido quien le había golpeado, mientras los demás  jugadores  ronroneaban como el” moscardón” uuuuuuu..........., de ahí el nombre del juego.
2.      Si acertaba quien le había pegado ese jugador se quedaba  y se volvía a iniciar el juego pegando un nuevo jugador. El juego se continuaba hasta que acertaban quien había pegado  y tenía la palma de la  mano muy caliente. Algunas veces  determinados jugadores más fuertes abusaban de su fuerza y el manotazo era intenso.
EL INQUE

Nº DE JUGADORES: Dos  o más.
LUGAR DE JUEGO: Un lugar con suelo de tierra.
ÉPOCA EN QUE SE JUGABA:  en el buen tiempo.
REGLAS DEL JUEGO:
Este juego  consistía en clavar un objeto punzante, navaja, punzón, hierro, etc. , “ el inque” en un círculo. El que más se aproximaba al  centro del círculo ese ganaba. El centro del  círculo aparecía marcado con un pequeño agujero  o una piedra .Había que adoptar  precauciones con el inque para no pincharte..

EL POTREO

Nº DE JUGADORES: Era un  juego de equipo
LUGAR DE JUEGO: jugábamos  en la plaza  aprovechando la escalinata que hay  en la puerta de lo que fue casa de D. Esteban y D. Evaristo Perea y   la de Miguel Marín. La puerta de Miguel Marín y Julia Mancheño era conocida como “ el castillo”.
ÉPOCA EN QUE SE JUGABA: primavera, verano y otoño cuando hacía buen tiempo.
REGLAS DEL MISMO.
1.      . Unos jugadores se colocaban en una parte elevada  conocida como castillo y otros en círculo en otra parte  alejada del castillo. El juego consistía  en coger a unos jugadores  que se refugiaban  en una parte elevada , “ el castillo” e intentaban acercarse y subir a otros jugadores, que colocados en círculo, hacían de caballos. El que pagaba en el juego hacía de perseguidor  y debía impedir que los” caballeros “ subiesen a los caballos.
2.      Por todos los medios había  que oponerse  a que los jugadores se subiesen en  sus compañeros que hacían de caballos.
3.      El último jugador que era pillado se quedaba como  perseguidor y se iniciaba el juego .
4.      OBSERVACIONES: Era un juego propio sólo de chicos y nos recuerda a los torneos medievales, unos jugadores son los caballeros y otros los caballos.




Plaza de Salvacañete donde jugábamos al  potreo .Enfrente la casa de Miguel Marín que servía de “ castillo



A LA  UNA LA MULA

Nº DE JUGADORES: Juego de equipo. 10 jugadores o más.
LUGAR DE JUEGO: Un sitio espacioso. Una calle, una plaza, una era
ÉPOCA EN QUE SE JUGABA: Cuando hacía buen tiempo.
REGLAS DEL MISMO.
1.      Previo sorteo, un jugador se coloca  doblado con las manos  en sus rodillas  para que los demás salten. Si un jugador no salta o salta mal tiene que “ pagar” colocándose para que otros salten.
2.      Cada vez que un jugador salta  dice una retahíla y ejecuta lo que  la misma dice . Las retahílas son las  siguientes
v  A la una la mula.
v  A las dos la coz.
v  A las tres la culá de San Andrés.
v  A las cuatro un brinco y un salto.
v  A las cinco el pequeñete brinco
v  A las seis los pies crucéis.
v  A las siete cachete o maculete
v  A l as ocho bizcocho.
v  A las nueve ....
v  A las diez repite otra vez
3.      OBSERVACIONES: Una variante de este juego es la DULA. En esta no se cantan las  retahílas  y cada vez que uno salta se coloca a cierta distancia  del que  ha saltado antes.

  LA SALVE NAVEGA

Nº DE JUGADORES: Varios.es un juego de grupo.
LUGAR DE JUEGO: En la plaza
ÉPOCA EN QUE SE JUGABA. Todo el año.
COMO SE JUGABA Y REGLAS DEL MISMO:
En la plaza  uno que pagaba iba a coger a sus compañeros  que corrían por ella. Cuadro cogían a uno, ese se unía al primero  de las manos formando una cadena para coger a los demás  y así hasta que sólo quedaba el último. La cadena se iba haciendo más grande y los chicos y chicas que quedaban libres eran cada vez menos. El último que quedaba sin coger era el campeón.



Principio del formulario
Final del formulario
Principio del formulario
Final del formulario


Recuerdo  días de asueto en la plaza de Salvacañete jugando a la Salve navega , corriendo sin parar para  que  no te pudiesen coger, huyendo de la cadena formada por los que ya habían sido cogidos y disfrutando del juego .Alegre bullicio en la plaza en tardes primaverales y otoñales ,cuando las  buenas  temperaturas  permitían el juego al aire libre ¡Cuantos y que buenos ratos  disfrutando con mis  amigos en esa plaza   que  ha sido y es testigo de muchos acontecimientos de la vida de Salvacañete!




EL ESCONDITE


Nº DE JUGADORES: Pueden jugar todos los que quieran
LUGAR DE JUEGO: Cualquier lugar donde uno se pueda esconder: casas viejas , bosques, en la propia casa ,calles del pueblo, etc.
ÉPOCA EN QUE SE JUGABA: Cualquier época del año que hiciese buen tiempo
REGLAS DEL MISMO.
1.      Los jugadores van a esconderse mientras el jugador que “ paga “ se queda en un sitio  donde no los pueda ver  y vuelto hacia la pared diciendo “ Cuento hasta................10, 20, 30,40, 50,.........” Va contando en voz alta  y cuando acaba dice “ el que no se haya escondido  que se esconda y el que no que corra” e inicia la búsqueda de los que están escondidos.
2.      Los jugadores que están escondidos deben llegar al sitio donde está el jugador que paga sin ser vistos.
3.      El jugador que paga cuando ve a uno dice “ por fulanito de tal” y debe cogerlo.
4.      Termina  el juego cuando se han descubierto a todos los jugadores que estaban escondidos


LAS TRES EN RAYA

Nº DE JUGADORES: Dos
LUGAR DE JUEGO: Cualquier lugar llano donde se pudiese marcar el tablero en el suelo. Solíamos jugar en la puerta de la  iglesia y en la escalinata de la puerta de d. Evaristo Perea, en la plaza
ÉPOCA EN QUE SE JUGABA: Cualquier época del año que hiciese buen tiempo.
REGLAS DEL MISMO.
1.      Sobre el suelo marcábamos el tablero cuadrado  y dentro de él cuatro líneas, las dos diagonales y otras dos que dividían el cuadrado  en dos partes iguales por el centro de cada lado.. En cada uno había tres puntos donde colocar las fichas. Las fichas era de trozos de piedra, yeso o teja o incluso de  cartón de barajas  viejas que ya no servían. Hacíamos desafíos unos con otros  y era frecuente ver jugar en la plaza varias partidas.
2.      Cada jugador  va colocando sus  fichas en una línea y el juego consiste en alinear tres del mismo jugador  en la misma  línea. Las fichas de cada jugador son de color diferente.
3.      A lo largo del juego  se van cambiando de posición , según van quedando huecos y por orden de juego, hasta que se consigue alinearlas.
4.      Gana el jugador que antes ha conseguido  alinearlas. Y ese jugador  coloca la primera ficha en la partida siguiente.
DIBUJOS O FOTOS DEL MISMO

LOS CABALLOS

Nº DE JUGADORES: Varios
LUGAR DE JUEGO: Cualquier lugar del pueblo
ÉPOCA EN QUE SE JUGABA: Durante todo el año
REGLAS DEL MISMO:
1.      Un palo o vara de madera  era el caballo y con él dejábamos volar la imaginación. Eso era nuestro caballo. Cuando nos juntábamos varios jugando, cada uno relinchaba de una manera según la voz del compañero. Se hacían competiciones  para saber cuál era el más rápido.
2.      Otra forma de jugar era subidos unos chicos en la espalada de otros. Unos hacíamos de caballos y otros de caballeros. Corríamos por la plaza o por la Cruz, junto al ayuntamiento, para ver cual llegaba antes  a la puerta de la  escuela, situada donde en la actualidad está el ayuntamiento.

EL ARO
Nº DE JUGADORES: Varios.
LUGAR DE JUEGO: Cualquier calle del pueblo.
ÉPOCA EN QUE SE JUGABA: Durante todo el año.
REGLAS DEL MISMO.
1.      Con una llanta de bicicleta o  un aro de hierro  y una horquilla de alambre para conducirlo.
2.      El juego consistía en mantener el aro el máximo de tiempo posible rodando. Ganaba el juego el que más tiempo lo  tenía.

¡Cuántas horas   le dedicaríamos  al aro  por las calles empedradas de Salvacañete y por la de sus aldeas! Había aros  rápidos y veloces como el viento o lentos como una tortuga. Entre sus conductores  también había categorías, unos muy  hábiles y otros a los que se les caía el aro nada más empezar a rodar. Pero  la diversión estaba asegurada haciendo girar nuestros aros que más de una vez acabaron en el” Legío” o en la carretera de acceso al pueblo donde ahora está la báscula. Cuentan los más viejos  que  un chico, que después fue camionero, bajaba todos los días desde el caserío de la Boquilla hasta  la escuela de Casas Nuevas con su aro rodando y poniéndole el sonido de los  camiones.

EL SALTO DE CUERDA Y LA COMBA

Nº DE JUGADORES: Juego de equipo
LUGAR DE JUEGO. Un terreno llano
ÉPOCA EN QUE SE JUGABA. Primavera, verano y otoño.
REGLAS DEL MISMO.
1.      Dos   chicos o chicas se colocan  en los extremos de la cuerda para moverla  y darle .
2.      Los demás van entrando a saltar por un extremo o por el centro.
3.      el juego puede consistir  en ver quien resiste más saltando o entrar uno a saltar, salir de la  cuerda y entrar otro. En el primer caso se va contando el número de saltos dados.. Cuando uno pierde  por que ha pisado la cuerda  debe “ darle a esta “
4.      Cuando se saltaba se cantaban canciones muy conocidas  de saltar a la  comba.[2]

Alegre bullicio  en las calles y plaza de nuestro pueblo y aldeas. Un grupo numeroso de chicos y chicas  saltan a la comba, mientras entonan las canciones acostumbradas. Esta escena se repetía una y otra vez  en Salvacañete , sus aldeas  y caseríos.
Algunas  y algunos  no saben saltar y aprenden de  otros. Para otros es difícil dar y mover la cuerda. Algunos  tropiezan  al saltar pero el juego continua. En los aires serranos  quedan los ecos  de esas viejas canciones  de corro para saltar  utilizadas en nuestro pueblo y transmitidas en generación en generación” Mambrú se fue al a  guerra.....”, “ Quisiera ser tan alta como la luná............”, etc. La cuerda se para . Cambian los  que dan y el juego continua una y otra vez. ¡ Qué recuerdos tan estupendos de esos días de niñez!
A la comba también se podía jugar de forma individual con una cuerda más pequeña e impulsada por uno mismo.

JUEGOS ESCOLARES  Y DE  FIESTA 
Imágenes tomadas de la web:


EL CORRO 

Fotos: Juegos infantiles: fotos de los más populares

LA CARRERA DE SACOS



ROMPEPUCHEROS

Gracias.

JUGAR A BURRO
Jugar a 'Burro': uno de los más tradicionales

LA GALLINITA CIEGA 


Juegos infantiles: fotos de los más populares





JUEGOS DE JÓVENES Y MAYORES

LOS PILARES

Nº DE JUGADORES: Juego de grupo. Seis o más.
LUGAR DE JUEGO: Un lugar amplio donde se pueda correr. Era frecuente que se jugara en las aldeas y caseríos en las  eras
ÉPOCA EN QUE SE JUGABA: Durante el buen tiempo.
DESCRIPCIÓN DEL JUEGO Y REGLAS DEL MISMO.
1.      Sobre el suelo se colocan unas piedras  o losas distanciadas unas de otras m como un metro formando un círculo. Se coloca  siempre una piedra menos que   jugadores   haya. Esas piedras son los “ pilares”.
2.      Un jugador o jugadora, “ el que paga”, se coloca en el centro del círculo y los demás  cada uno en su pilar. Es un juego mixto y en él participan tanto chicos como chicas.
3.      Cuando el jugador o jugadora del centro  da la orden  de iniciar el juego mediante una palmada , los participantes se desplazan  alrededor del círculo con mucha rapidez. Cuando el jugador que dirige el juego da una nueva palmada  se tiene que colocar cada uno  en un pilar. El jugador  que es eliminado porque no encuentra su pilar abandona el juego.
4.      Conforme se van  eliminando los jugadores se eliminan también los pilares, de uno en uno.
5.      Gana el juego el jugador o jugadora que se queda sin eliminar.

Las eras de Salvacañete y sus aldeas y caseríos se convertían en improvisados campos de juego de jóvenes participando en el juego de los pilares. Bullicio de juventud en muchos rincones de  nuestro pueblo en determinadas épocas del  año.


LA  ESTORNIJA

Nº DE JUGADORES: Varios, entre 4 y 5. Pueden participar más. Es un juego de equipo. Participan dos “ bandos “ o “ equipos”

LUGAR DE JUEGO. Un terreno llano y bastante amplio.

ÉPOCA EN QUE SE JUGABA: Principalmente en Semana Santa, aunque también en otras épocas.

MATERIAL NECESARIO: Un palo largo para golpear a modo de bate de béisbol, la “ESTORNIJA” hecha de madera de buje o boj, carrasca o sabina como si fuese un boomerang y un “baleo” de esparto de los que utilizaban para recoger la basura.

DESCRIPCIÓN DEL  JUEGO Y REGLAS DEL MISMO.
1.      Por  sorteo comenzaba a  tirar el equipo o bando que le había  tocado en suerte . Los tiros se efectuaban colocando la estornija en el suelo, elevándola con el palo de golpearla  e impulsándola con  fuerza hacia delante. Este tiro se llamaba tiro de vuele y lo efectuaba cada jugador del equipo cada vez que le tocaba tirar.
2.      Una vez efectuado el tiro de vuele, un jugador del equipo contrario cogía la estornija  y trataba  de dar, desde el lugar donde había caído, al palo de tirar o batear, que el jugador contrario había colocado previamente  en el lugar de tiro. Si esto ocurría, la estornija  pasaba al bando contrario y si  no era así  seguía tirando el mismo equipo  y con tiros de vuele.
3.      Después del tiro de vuele se efectuaba el tiro de pique, en el que los jugadores del equipo contrario trataban  de detener el vuelo de la estornija  mediante unos baleos de los que se utilizaban para recoger la basura y que estaban hechos de esparto. Para detener el avance de la  estornija  los jugadores del equipo contrario al que jugaba se colocaban en sitios estratégicos. Si conseguían detenerla,  ese equipo continuaba jugando.
4.      Se incurría en falta si  se enviaba la estornija fuera del campo de juego previamente marcado en el terreno y que  solía ser muy amplio.

5.      
Cada vez que un jugador ganaba un punto, este se lo anotaba a su equipo. Esto ocurría siempre que la estornija no fuese cogida por levando contrario. Los puntos  se contaban  por grupos de “ veinticinco”. Previamente los  dos equipos acordaban los veinticincos que eran necesarios  para ganar. Cuando se había conseguido un veinticinco los puntos sobrantes  se anotaban para el veinticinco siguiente.
6.      Los jugadores del equipo contrario, cuando se realizaban los tiros de pique , podían estar  colocados  delante del mismo jugador  que tiraba  para neutralizar el tiro, pero corrían el riesgo de que la estornija  fuese muy picada y le diera  en alguna parte del cuerpo,  hecho muy frecuente  en este juego.

LA CALVA

Nº DE JUGADORES: Es un juego de equipo .Participan dos equipos  con los jugadores  que quieran, cuantos más sean el juego es más divertido.

LUGAR DE JUEGO: Un espacio largo  y llano. En el pueblo se jugaba en el lugar donde ahora está el molino de  forrajes y la casa de  Carlos Sanz, en la calle de la Virgen. Se ha jugado también  enfrente de la báscula. En las aldeas se jugaba en una era grande. En el Masegar se jugaba enfrente del chopo que hay  cerca de la iglesia y se hacía el día de San Antoniete.

MATERIAL NECESARIO: Dos “ suelas”  de madera dura para que aguantaran  los golpes de los  “calvos”.  Las suelas tenían unos 30 cm. Cada jugador llevaba un calvo o dos . Los calvos eran piedras  de cualquier pared, de un tamaño no demasiado grande o cantos rodados de río o de ramblas. Algunos jugadores  conservaban los calvos  de un año para otro. Con esos calvos se tiraba a darle a las suelas. Había algunos jugadores con mucha fuerza muscular  que utilizaban calvos más grandes.

ÉPOCA EN  QUE SE JUGABA: Era un juego típico de Semana Santa ,en las tardes de  Jueves y viernes santos y el domingo de resurrección por la mañana después de la  misa . En algunas  fiestas  como la  de San Antoniete en el Masegar  también se jugaba.

DESCRIPCIÓN Y REGLAS DEL JUEGO:
1.      Por sorteo se elige el  equipo que comienza a jugar. Sobre un terreno llano se colocan  dos “ suelas”  de madera , una enfrente de la otra y a unos 25 metros. Estas suelas están apoyadas sobre unas piedras con una inclinación de unos 60 o 70 grados. Delante de cada suela  hay  un palito ,conocido como “ el hito” que la sostiene y sirve de referencia para saber que jugador ha aproximado más  a el  con  su calvo si este no le ha dado a la suela. El juego consiste en  darle a las suelas de madera con unos “calvos” piedras del  tamaño del puño bien redondeadas y recogidas  junto a ríos o ramblas o alargadas o alargadas, según el gusto del jugador.
2.      El jugador que le da a la  “ suela”  “ ha hecho calva “ y consigue dos puntos el equipo al que pertenece este jugador. Puede ocurrir que varios jugadores del equipo  “hagan calva “ y por tanto se anoten dos puntos por cada uno. Si un equipo hace calva  y el otro también se neutraliza el resultado. Y si un equipo hace una calva y el otro dos o tres , se cuenta la diferencia. Cuando no se hace calva   se anota un punto el equipo que más se haya acercado con sus tiradas  al “ hito”. Esto lo determinan los  “jueces “ designados por  los equipos y situados cada uno en una de las suelas. Sus decisiones  eran aceptadas por todos.
3.      Gana  el juego el equipo que antes consigue trece puntos. En  caso de empate hay que seguir jugando hasta que un equipo saque un punto de diferencia al otro.
4.      El premio  por ganar un equipo era lo que se habían apostado: una garrafa de vino, una invitación en  la taberna al equipo contrario, etc.

En este juego solo participaban varones. Los jugadores “debían tener buen brazo”, es decir mucha potencia para tirar los calvos. Los jueves santos y viernes santos el  lugar donde se jugaba a la calva  se llenaba de alegre bullicio por la tarde. Lo que es en la actualidad la casa de Daniel Villanueva, la de Doroteo Sanz y el molino de piensos era el lugar del juego de calva. Los desafíos de los equipos se sucedían. El ruido de los calvos  impactando contra las suelas, las alegres conversaciones, la alegría de haber hecho calva,  los curiosos que alrededor  miraban la partida y apostaban contra un equipo u  otro, las deliberaciones de los “ jueces “  para comprobar quien se había acercado al hito, la búsqueda de los calvos extraviados por la era del tio Juan “Patito” o por la cuesta que conducía hacia la era de los Honrubias, el ir y venir de  gentes a presenciar las partidas son vivencias de días de calva en Salvacañete. No faltaba nunca la imagen de los monaguillos que tocaban las carracas el día de Viernes Santo convocando a todos los jugadores  y a los espectadores a los oficios religiosos que se realizan esa tarde. Había partidas de  gente joven y de  casados. Algunos jugadores adquirieron mucha fama por su puntería la hora de hacer calva. Recuerdo a José Murciano, a Clemente Yuste , a los hermanos Solera, Maxi y Justo, a Argimiro Yuste, al tío Mariano Yuste “ Mariano Calonge “  y a muchos más. Los calvos había jugadores que  los guardaban de un año para otro porque  les daban suerte o los escondían en agujeros de las  paredes próximas  al juego de  calva, en las de las eras de enfrente, desde la del tio Juan Pérez, Alejandro Martínez, Alfonso Marín, Luís Yuste, el tio Carpo Yuste y  la del tío Simón García. En la fiesta de San Antoniete o en la de la Virgen del Rosario en la antigua parroquia del Masegar o de la Torre de las Veguillas, por la tarde se jugaba a  la calva al lado del chopo centenario que  todavía hay junto a la  iglesia y la casa del cura. En todas las aldeas  donde había varios vecinos también se jugaba a la calva en días de fiesta señalados. Hoy este juego ha quedado reducido a las competiciones comárcales y provinciales de juegos populares que se celebran en Cuenca cada año. Los de la  Huerta del Marquesado han ganado bastantes años.



En este lugar se jugaba a la calva  en Salvacañete

PELOTA A MANO

NUMERO DE JUGADORES: En individual dos y por parejas cuatro.
LUGAR DE JUEGO: Antiguamente, antes de hacer el frontón, en las paredes de la iglesia  entre las pilastras  o en la  de la torre de la  iglesia.

EPOCA EN QUE SE JUGABA : Cualquier época del año  y días de fiesta.

DESCRIPCIÓN Y REGLAS DEL JUEGO:
1.      El juego consiste en devolver con la mano  una pelota de cuero y enviarla  hacia  el frontón. Cuando se jugaba con pala de madera se devolvía con esta.
2.      Cuando el jugador que realiza el saque  saca la pelota esta debe rebasar la línea del 3 si no “es mala”. Si se cometen dos errores en saque  el punto  se lo anota el jugador contrario.
3.      El jugador se anota un punto cuando el contrario no puede devolver la pelota.
4.      Gana la partida el jugador  que antes llega a 21 puntos.




La pelota a  mano era un deporte popular en toda la serranía de Cuenca. El trinquete era la pared de la iglesia. Había desafíos entre jóvenes y entre parejas de jóvenes. Algunos eran excelentes jugadores. Por señalar algunos a Conrado Marín hijo, a Javier Valero, hijo de Julio Valero y a Miguel Domingo García, hijo de Francisco y de Emiliana  que llegó a ser campeón provincial en Cuenca en su época de estudiante.
                    Entre las pilastras y en la pared de la torre se jugaba a la pelota.



ESTIRA GARROTE

NUMERO DE JUGADORES:  Dos
LUGAR DE JUEGO: Cualquier lugar  que  sea llano.
ÉPOCA EN QUE SE JUGABA :  En cualquier época del año pero particularmente en reuniones , fiestas desafíos, encuentros de pastores.
 DESCRIPCIÓN DEL JUEGO YREGLAS DEL MISMO:
1.      Este juego o también deporte popular  consiste en  levantar  del suelo a un jugador, situado enfrente de otro sentado y  con las piernas estiradas. Ambos están agarrados a un  “ garrote” o bastón con las manos.
2.      Gana el jugador que consigue levantar  al contrario. Es un deporte  popular que se practicaba en fiestas , reuniones  ( bodas, matanzas, siega, despedidas de quintos, etc..). le viene el nombre  porque era un juego practicado por los pastores en el campo cuando coincidían  dos o más  en algún lugar  con el ganado. Con este juego probaban sus fuerzas . Requiere gran potencia de brazo.


He visto practicar este deporte popular a muchos pastores de Salvacañete y sus aldeas. Y no sólo a los pastores sino a gente joven. En el campo cuando coincidían en el careo del ganado,  en la siega, en las eras en algún descanso mínimo de la trilla, en días de esquileo, en matanzas o en  épocas de sorteo de quintos.



TIRO DE BARRÓN. BARRA CASTELLANA

Juego   o deporte popular de mucha tradición en nuestro pueblo y en toda la Serranía  de Cuenca. Era una forma de demostrar la potencia de  brazo que tenía una persona lanzando una barra de hierro, el barrón, lo más lejos posible. Esa barra de hierro  se utilizaba muchas veces como herramienta para hacer pozos en los que había que colocar postes para  cualquier obra.
Nº DE JUGADORES: Todos los que quieran. Tiraban de uno en uno.
LUGAR DE JUEGO: Un terreno llano y amplio. Se podía jugar en el Juego de bolos, en una era o en un terreno llano.
ÉPOCA EN QUE SE JUGABA.  En cualquier época del año, pero especialmente en fiestas , domingos, etc.
MATERIAL NECESARIO: Una “  barra o barrón”  de los que se utilizaban para hacer  pozos, también conocido como “ perpalo”.
DESCRIPCIÓN DEL JUEGO Y REGLAS DEL MISMO:
1.      En el campo de tiro se marca una línea , la línea de tiro. Cada jugador debe lanzar la barra o barrón  lo más lejos posible de la mencionada línea.
2.      Gana el jugador que  más lejos la  ha lanzado.


En este juego popular había muchos desafíos entre buenos lanzadores. Había competiciones provinciales, que todavía se siguen haciendo[3]  y los de Salvacañete fueron algún año a competir a Cuenca.

ESTIRA SOGA. TIRO DE CUERDA

Se practicaba hace años en nuestro pueblo y en toda la comarca.
Nº DE JUGADORES: Es un deporte de equipo. Participan dos equipos de número variable de jugadores. Deben ser fuertes.

LUGAR DE JUEGO: Un terreno llano, una era, etc.

MATERIAL NECESARIO: Una “ soga o cuerda larga.

ÉPOCA EN QUE SE PRACTICABA: en reuniones, fiestas, etc.

DESCRIPCIÓN Y REGLAS DELMISMO:
1.      Este juego consiste en hacer sobrepasar una línea marcada en el suelo a los jugadores del equipo contrario. Los jugadores de cada equipo se colocan en los extremos de una cuerda y con igual número de jugadores en cada extremo Ambos equipos tiran de una cuerda en sentido contrario. Cuando el que dirige el juego da la orden ambos equipos se ponen a tirar en el sentido de donde está colocado. Cada jugador que sobrepasa la  línea es eliminado.
2.      El equipo que consigue que todos los jugadores del equipo contrario sobrepasen la línea de juego es el ganador.
3.      Los jugadores deben ser fuertes para hacerlo más espectacular.
4.      A veces una variante de este juego se hacía en las  dos orillas de una acequia o del  río[4]. La línea de juego era la propia acequia  o el río.
 
Este juego lo he visto practicar muchas veces en las fiestas de Salvacañete de septiembre y   entre los de mi generación.


JUEGO DE BOLOS

Deporte muy popular antiguamente entre nuestros jóvenes  y nuestros mayores. Hace años  que ya no se juega.
Nº DE JUGADORES: Deporte de equipo. Participan dos equipos de 4 0 6 jugadores cada uno, aunque pueden participar más.
LUGAR DE JUEGO: En el “ juego de bolos”, situado antiguamente  debajo de la  casa de Alfonso Marín y junto a la de Miguel Castelblanque, en lo que  actualmente  es calle y la casa de José Marín Valero. Cuando se construyó el juego de petanca en la fuente del nacimiento se trasladó allí el juego de bolos[5].

MATERIAL NECESARIO: Tantas bolas  como jugadores participen. Las bolas se hacían  de madera de sabina, roble o carrasca, preferentemente de maderas duras. Todas las bolas llevan una empuñadura para cogerlas.
ÉPOCA EN QUE SE PRACTICABA : Tardes de  los domingos y días de fiesta.

DESCRIPCIÓN Y REGLAS DEL MISMO:
1.      El juego consiste  en derribar con las  bolas  unas varillas de madera , tres en total,  situadas unas enfrente de otras. La primera varilla puede ser colocada donde  el director de cada equipo decida  según sus intereses y estrategia de juego.
2.      Una vez alineadas la tres varillas, situadas a un metro y medio unas de otras, comienzan las tiradas . Previamente se marca el lugar de la tirada que cada vez va cambiando según interese a cada equipo. Cuando se tira la bola no se puede mover el pie  delantero del suelo ni la mano contraria a la que se tira. Hay que permanecer quieto hasta que la bola llegue al final de su recorrido y toque en las maderas que delimitan el campo de juego. El juego de bolos está rodeado de troncos de árboles para que  las bolas  no se salgan y reboten.
3.      Al principio del juego los dos equipos deciden hasta que puntuación van a llegar , generalmente 21 puntos. Gana un punto el equipo que derriba más varillas en cada tirada . Cada vez que una varilla cae se vuelve a colocar . Es frecuente que  muchos jugadores hagan “ nulo” , es decir  que no derriben ninguna varilla.
4.      El orden de tirada lo decide la puntuación. El que gana un punto  tira el primero. Muchas veces los que dirigían el juego en cada equipo tiraban los últimos para orientar a los  compañeros sobre las  estrategias a seguir  y la forma de tirar. Los directores de juego o capitanes del equipo siempre solían ser los más expertos para determinar que hacer en cada momento, observando al equipo contrario.


P

















Plaza de la dula .Antiguo juego de bolos de Salvacañete

Cuando tenía 5 0 6 años recuerdo ver este juego en el lugar que se jugaba siempre, el juego  bolos  cerca de la plaza. En domingos y días de fiesta los hombres se citaban en el juego de bolos. El ambiente era  importante. Además de los equipos jugando gente alrededor comentando las  jugadas  y las estrategias o hablando de las  excelentes cualidades para este juego de algunos de sus vecinos. ¡ Qué mano tiene!  !. ¡ No hay  quien pueda con ellos! ¡ Como calculan los tiros! Además se comentaban  en el juego de bolos las últimas incidencias  que habían ocurrido en el pueblo. El juego de bolos era un lugar de diversión, convivencia  y comunicación  entre las  gentes de nuestro pueblo.




Area recreativa del Nacimiento donde se ha jugado por última vez a los bolos



CARRERAS
Como  deportes populares que son han tenido mucha  tradición en  nuestro pueblo. Se celebraban  todas en fiestas muy señaladas: San Isidro, Día de Santerón y fiestas de Septiembre.

La Joya
Se realizaba esta carrera en las fiestas patronales de Septiembre, el día 9. Es una carrera pedestre para jóvenes a los que se les exigía  ir en calzoncillo o en pantalón corto y descalzos. Se corría por la carretera de subida al pueblo, desde los olmos del antiguo yesar hasta  la entrada del pueblo, donde estuvo situada la “ Cruz de los caídos”, enfrente de la casa de Daniel Martínez.

            Esta prueba se celebraba y se celebra al atardecer, después de los toros, hacia las 8 de la tarde, previa inscripción de los  corredores. Participaban gentes de toda la  comarca. Para dar la salida había un juez encargado en el lugar de donde debían salir. Se disparaba un tiro al aire o se tiraban cohetes. Cuando llegaban los corredores debían besar la bandera nacional que  estaba  sostenida por  el alguacil o por el alcalde.  Antiguamente, según referencias, había otra bandera del pueblo, de color verde[6], y también debían  besarla.

Carrera de burros

Se celebraba el  día  de San Isidro, dentro de las actividades montadas para conmemorar ese día.
A los  jumentos se les colocaban las albardas al revés  motivo por el cual la montura iba al revés del animal. No se podía atar la cincha de la albarda y no llevaban cabezada para dirigirlos.
La carrera siempre se desarrollaba  en el paraje del “ Legio”, desde la carretera hasta el transformador de  la luz situado junto a la Calle de la Virgen, al final de los pedazos. Como  era todo subida y había muchos ribazos los concursantes  caían con  frecuencia. Ganaba el que llegaba antes a la  meta situada en la parte superior de este paraje.

Carrera de grupas

Se celebraba el “día   de Santerón” , el lunes de Pentecostés, cuando los mayos y  mayas  volvían con sus grupas  enjaezadas[7]  desde la ermita de Santerón. Cuando llegaban a la Fuente vieja espoleaban las caballerías  par entrar corriendo en el pueblo y ver quien llegaba el primero
Una vez en el pueblo  corrían entre los bares  del tío Julián Valero y  el delito Elías Ibáñez situados uno en cada extremo de la  plaza, el primero donde está actualmente  el bar de Perfecta Gardón y  el segundo junto al ayuntamiento. En la puerta de los bares eran obsequiados con  refrescos de zarzaparrilla. Era todo un espectáculo multicolor. La plaza y sus alrededores se llenaban de alegre bullicio de fiesta, de monturas enjaezadas y de jóvenes que habían pasado un día inolvidable en Santerón.

JUEGOS DE CARTAS

En todas las épocas han constituido una diversión de jóvenes y de mayores. El momento de “ echar la partida”,ha sisd y es  ocio, descanso, diversión y convivencia. Se jugaba en casa, en el bar o en la taberna. Ese tiempo de encuentro  para “ echar la partida” en el bar o en otro lugar  se convertía en   tiempo de tertulia , de dimes y diretes , de desafíos, de opiniones diversas y en definitiva de convivencia.
Los principales juegos  de cartas que se  han practicado y se practican en Salvacañete  son: el guiñote, el tute perrero ( se apuesta dinero), el subastao, el cinquillo muy practicado por las amas de casa  en sus reuniones de amistad en días de fiesta , las siete y media , la brisca , el tonto, el julepe, los solitarios, etc.
En las aldeas  se jugaba en días de fiesta como en  las tardes de Semana Santa cuando se juntaban varios  a echar la partida la puerta de algunos de ellos, si hacía buena tarde. Recuerdo algunas partidas muy famosas en la Hoya del Peral y Casas Nuevas en esos días de Semana Santa.  En la fiesta de San Antoniete  en el   Masegar , después de comer  siempre había partidas  de cartas  en los lugares donde se comía, junto al río que baja del Ojo de Torrefuerte. Después partida de calva junto a la  iglesia.    Las ocasiones  en  las que la gente se juntaba siempre iban acompañadas de alguna partida de cartas. Podía ser un matagorrino, un día de fiesta, una  trasnochada en invierno o cualquier momento de relax, de los pocos que daban  años duros de intenso trabajo.
Cuando se jugaba en el bar  había que pagar una cantidad   “ por el puesto”, es decir por haber jugado. Era una forma de contribuir a la  compra de barajas. Cuando se terminaban las partidas  se pagaba lo que  se había consumido  además de una pequeña cantidad por el puesto En los bares había  una pequeña estantería para guardar las  barajas y los típicos tapetes verdes  de fieltro  y hierro con soporte de mármol. Sigue siendo costumbre que los que van a echar la partida  quieran comer pronto  porque  si no,  no encuentran con quien echarla. 
 Aldea de Casas Nuevas


COSTUMBRES DE  CHICOS Y JÓVENES  CONVERTIDAS EN JUEGOS

Hay una serie de  costumbres de Salvacañete  que  pueden tener relación con juegos y que se han practicado durante muchos años.

“ Ir de nidos”. Se buscaban los nidos  en los huecos de las paredes que había en las eras del pueblo y en los alrededores y  en los árboles próximos. El  objetivo era coger los pájaros antes de que volaran para tenerlos en casa. Saber donde estaba un nido era un secreto  bien guardado.

Espiar a los novios”  Quien no lo ha hecho alguna vez.

“ Cazar abejorros  y grillos”. Los cogíamos por los alrededores del pueblo y los metíamos en cajas  de cerillas , en botes de leche o en cajas de sardinas. Con  los grillos se hacían  concursos de canto y con los segundos de saltos. Alguno se llevaba un buen aguijonazo de los  abejorros.

“ Echar carreras de caracoles[8]”:  Cuando llovía en primavera, hacia finales de abril, íbamos a buscar caracoles  que entonces eran muy abundantes.  Poníamos a varios en una línea  y el que antes llegaba a una meta  que marcábamos cerca  aquel ganaba. Este juego se podía hacer también en los caminos de la vega.

“ Ir a pedir aguilandos”: Costumbre propia de chicos y jóvenes . Los jóvenes los pedían al noche de Navidad y los chicos  el día de navidad . De puerta en puerta  entonando “  A esta puerta hemos llegado......................... a pedir el aguilando.........” Les daban nueces, castañas, manzanas , turrón, etc. A los jóvenes embutidos y productos del campo.

“ Sacar la patente” : Cuando un joven de otro pueblo tenía novia en el pueblo, los jóvenes le hacían pagar una invitación “ La patente “ por llevarse a la chica. Si no quería le amenazaban con echarlo al  pilón de la fuente del  lavadero. Eran pocos  los  que se  negaban  a pagar. La invitación la hacían en el bar  o se mataba algún cordero.

“ Dar la cencerrada[9]”. Esto se lo hacían los jóvenes a  alguien que se casaba con una viuda y no quería pagarles una invitación. Lo subían en un carro de varas al que  le colocaban cencerros y lo llevaban por el pueblo  y  los alrededores. Hubo una cencerrada  muy famosa  en Salvacañete  hecha  a un señor del caserío del Batan y que describe muy bien nuestro paisano y extraordinario escritor Aurelio Yuste Valero en su obra “Voces del pasado”.

Hacer y saltar las hogueras”. La víspera de San Antón, noche del 16 de enero,  y el 17 los jóvenes  hacíamos una gran hoguera en la plaza con leña  traída expresamente  esa misma tarde del campo: aliagas, enebros, ramas de pino, ramas de carrasca, etc. Al anochecer se encendía la misma  y alrededor de ella jugábamos y charlábamos al tiempo  que asábamos productos de la matanza. Los más osados saltaban la hoguera. En la aldea salvacañetera de Hoya del Peral antiguamente se utilizaban cencerros el día de las hogueras de San Antón, el 16 y 17 de enero  por la noche. Lo  llevaban los jóvenes para hacer ruido  mientras saltaban de hoguera en hoguera ahumando a las  jóvenes. Esa costumbre de ahumar a las jóvenes también se hacía en la aldea de Casas Nuevas, según me contaron mis padres. Y también era una costumbre de Landete. Después de encender la hoguera de la plaza, los vecinos encendían  las de sus  puertas  hechas  entre dos  o más  vecinos y asaban productos de la matanza hechos unos días antes.

“ Ir a por agua a la  fuente” : Las  chicas iban al atardecer  y allí las rondaban los mozos. Más de un cántaro y botijo se han roto en la fuente del Lavadero y en  la del Nacimiento.

“ Juegos del día del matagorrino”:  Los días de matanza eran de alegre bullicio para chicos y jóvenes. Los primeros  disfrutaban tirando del rabo del animal, asándolo, preparando la butifarra para hacer una zambomba[10] o construyendo mecedores con sogas atadas a las vigas  o incluso jugando a las  cartas.  Los jóvenes a veces organizaban bailes en alguna aldea con algún músico afamado.

“ Echar un pulso”: Desafío de fuerza entre jóvenes . Colocados uno enfrente  del otro sentados junto a una mesa con sus manos cogidas , puestas en  posición vertical y los codos apoyados  sobre la mesa . Cuando el que controlaba el pulso, el juez, decía “ A la una tirando, a las dos templando, a las tres tiro es....” cada jugador intentaba que el contrario tocase con su mano y su brazo sobre la  mesa . si ocurría eso ya había perdido.

“Sacar la vedija”: Esto se hacía el día del esquile o esquileo del ganado ovino. Se echaba un trozo de lana” la vedija” en el agua que cada esquilador tenía junto a él para mojar sus tijeras o su manoja de esquilar para que  fuesen más suaves y se limpiasen de “mugre”. Un chico debía sacarla con la boca y se le daba como premio una moneda, unas perrillas. En el momento en  que el chico intentaba sacarla  el propio esquilador a algún compañero le  empujaban un poquito en la cabeza  y se mojaba la cara, con las  correspondientes risas de los  demás que estaban presentes: el ganadero para el que esquilaban, los “ bacheros”, otros ayudantes, etc. Era una broma para animar el ambiente.





[1] Así se decía en Salvacañete.
[2] Muchas de estas canciones están recogidas en la obra ANTOLOGÍA DE LA  LITERATURA INFANTIL ESPAÑOLA de Carmen Bravo Villasante editada por Escuela Española.
[3] Cada año se celebran  competiciones de juegos  populares   organizadas por la Excma. Diputación de Cuenca. Hay fases comarcales y la fase provincial que suele ser en verano.
[4] Esta variante la vi. yo practicar en Mira, en el río Ojos de Moya, con motivo de los juegos para jóvenes que se hacían con motivo de las fiestas del Corpus Christi .Este río a su paso por el pueblo junto a la plaza de abajo no tiene mucha profundidad.
[5] En las primeras Semanas Culturales de la ·3ª Edad  que se empezaron a celebrar en 1993 todavía se jugaba a los bolos. Años después desaparecieron las bolas  y ya no se ha jugado más. Es mi intención encargar unas bolas al forestal de la  Huérguina  y recuperar este juego.  En  Campillos de Paravientos hay mucha afición a los bolos y mi amigo  Artemio Almonacid es  un jugador destacado. En los muchos años que ha sido acordeonista y posteriormente componente y fundador del grupo musical Los Diamond ha participado en este juego en muchos pueblos de la Serranía de Cuenca.
[6] El dato me lo proporcionó Dª Ana Maria Valero Benavent, farmacéutica de nuestro pueblo durante muchos años. Ella recodaba verla de pequeña por el ayuntamiento. Ese color verde me dio pistas  para  promover una bandera para nuestro pueblo en el año 1998, en la que incluí el color verde.
[7] A la  grupa se iba a muchas romerías de la  comarca. En Landete  a la FuenMaría, también el unes de Pentecostés y en Salvacañete a la iglesia  del Masegar ,el día de San Antoniete “ San Antoñete” , el domingo después de San Antonio. San Antonio es el 13 de Junio y San Antoniete  unos días después.

[8] Los  caracoles  eran muy buscados   y servían de alimento. El mejor mes para cogerlos era abril. Hay un dicho popular que dice “Los caracoles de abril para mi, los de mayo para mi hermano, los de julio para ninguno”. Primero se dejaban  48 horas “ para que se desmayaran” metidos en algún recipiente donde no se pudiesen escapar. Una vez desmayados había que lavarlos muchas veces para quitarles la suciedad. Después se cocían y se guisaban con   salsa de tomate, guindilla y trozos de longaniza . En muchas casas había  una “ jaula caracolera “ para conservarlos “ mientras se desmayaban”. Al atardecer cuando llovía  o por la mañana temprano eran buenos momentos para buscarlos
[9] El uso de cencerros para las  fiestas era una costumbre  muy extendida en muchos lugares de la Serranía de Cuenca y de otras   zonas. Esta costumbre está unida a la  tradición ganadera de estas zonas. En la aldea salvacañetera de Hoya del Peral antiguamente se utilizaban cencerros el día de las hogueras de San Antón , el 16 y 17 de septiembre por la ncohe.Lo  llevaban los jóvenes para hacer ruido  mientras slataban de hoguera en hoguera ahumando a las  jóvenes.Los cencerros se utilizaban  en el ganado para  que se oyese por donde iba y  para identificarlo por su sonido. Llevaban cencerros los carneros, los machos cabríos o “ cojudos” y los bueyes . Algunas  ovejas llevaban esquilas más pequeñas, conocidas en nuestro pueblo como “ picotes”. Cada ganadero identificaba a su rebaño por el  sonido de sus picotes además de por la “ miera” o marca hecha  con pez con el nombre del ganadero y por la  señal que llevaban sus reses en las orejas.
[10] Para construir una zambomba lo primero que había que hacer es preparar la butifarra del cerdo en ceniza hasta que se secase bastante . Eso nos servía de   membrana  para la  zambomba. Se colocaba muy tensa atada en la boca del  bote  y se le ponía un palo de “ gamón “  en el centro. Ese  palo se untaba con jabón para que estuviese más suave  al frotarlo. A mí me enseñó mi madre y un tío de mi padre ,Mariano López Perea


                                        Timoteo Barrera y Basilisa Marín con sus nietas.

                       Familía Yuste en un día de campo  en el Regajo Ciriyuelos

No hay comentarios:

Publicar un comentario