Entrada destacada

HOMENAJE A MI MADRE

Hoy quiero dedicar esta entrada a  mi madre ,Bienvenida Marín Marín,l a tia Bienvenida como la llamaban cariñosamente  en nuestro pueblo S...

viernes, 16 de octubre de 2020

HOMENAJE PÓSTUMO A DANIEL MARTINEZ LÓPEZ UNA PERSONA QUE ERA COMO UN HERMANO PARA NUESTRO PADRE

 

Mariano López Marín

 Las personas mueren pero sus hechos y su huella quedan entre nosotros  y más cuando se trata de personas buenas y trabajadoras. Eso ha pasado con Daniel Martínez López , una persona buena y trabajadora que ha dejado su huella en nuestro pueblo Salvacañete junto a otros de su misma generación y que todos recordamos. Sirva este artículo de homenaje póstumo y reconocimiento.


El pasado dio 6 de octubre fallecía en un hospital de Teruel Daniel Martínez López con 94 años. Había nacido en 1926 en Salvacañete y ha vivido  casi siempre en nuestro pueblo, primeramente en Santa Ana donde nació y después al morir su padre de un carbunco se fue al rento del Hoyo (Salinas del Manzano) con sus tios Ángel y Daniela. A los 6 años su madré se juntó con el tio Benito de la Fuente de la Sabina (Salvacañete) y con 6 años se fue alli.Luego su madre, Primitiva López Perea  hermana de la  tia Daniela, le dijo que se lo quedara porque no tenian hijos y lo había criado ella y sólo iba a la Fuente de la Sabina de visita. El tio Ángel y la tia Daniela se bajaron al  pueblo y el tio Daniel vivió primero  en  el número 1 de la Calle Umbría y posteriormente  en el número 1 de la calle Nevera. La relación del tio Daniel con sus padres adoptivos, sus tíos Ángel Martínez y Daniela López Perea, fue siempre de un verdadero hijo y la tía Daniela  estuvo en casa del tio Daniel hasta que falleció en edad avanzada.Era una grandísima persona  y tengo muchos recuerdos muy gratos de ella. Tanto la madre biólógica del tio Daniel , Primitiva López Perea, como la que lo crió y adoptó Daniela López Perea como su hermano Lamberto López Perea, residente en Salinas del Manzano, eran. primos hermanos de nuestro abuelo paterno Francisco López Perea. Todos habían nacido en Torrefuerte (Salvacañete) cuando sus padres estuvieron allí de renteros. El tio Daniel tuvo una hermana mayor que él, llamada Maria Martínez López, que siempre vivió con sus padres .Era muda .Se casó con Heliodoro natural de Torrebaja  y que murió en un accidente de carro. El hijo mayor de este matrimonio, llamado Daniel como su tío, venía mucho por el pueblo durante los veranos a ayudarle en las faenas del campo al tio Daniel y lo tenía en gran aprecio.El padre del tio Daniel era hermano de la tia Lorenza Martínez esposa  del tio  Luciano Yuste que fue guarda de la Hermandad de Labradores y ganaderos de Salvacañete en la década de los años 1950  y 1960 y ambos padres de Clemente, Maria  y Bene Yuste Martínez, primos hermanos de Daniel Martínez López al que apreciaban mucho.


Daniel Martínez  López, el tio Daniel, junto a su esposa Isabel Lozano Martínez, mi madre Bienvenida Marín Marín y mi sobrina y nieta de Daniel e Isabel Ana Martínez López.La fotografía está tomada en el año 2015  junto a la puerta de su casa  en la entrada del pueblo.Fotografia Maria Isabel López Marín.

El día 7 de octubre a las 16 horas se celebraba el funeral por su eterno descanso. En la iglesia limitación de aforo al  75 % y mucha gente en la plaza, vecinos de nuestro pueblo que querían decir el último adiós a un hombre bueno en el gran sentido de la palabra  que nos dejaba ya de este mundo con 94 años muchos de ellos vividos junto a su esposa Isabel Lozano Martínez y junto a sus tres hijos, 6 nietos y 4 biznietos que  despedían a su esposo, padre y abuelo con el dolor del que pierde a un ser muy querido. Francisco Mocholí , el párroco de Salvacañete, destacó  el ejemplo de cristiano comprometido de Daniel que acudía presto cada domingo a misa acompañando a su esposa Isabel y destacó que ante todo había sido un hombre bueno.

Daniel Martínez López, el tio Daniel como se le conocía en el pueblo, ante todo fue un hombre  bueno. Para nuestra familia era como un hermano para mi padre, además de suegro de mi hermana, padre de mi cuñado Daniel Martínez Lozano y abuelo de mis sobrinos Ana y Dani Martínez López. Mi  padre, Mariano López Marín y el hicieron muchos trabajos juntos. Épocas de siega y trilla, la siega del espliego cuando iban juntos  y los acompañábamos mi cuñado Daniel y yo a lugares como el Cerro Monte, Ciriyuelos, Las Artigas y otros lugares; ir a por leña para el invierno y ayudarse en  los matagorrinos. Mi padre y el  tio Daniel siempre descuartizaban en casa los cerdos juntos formando un tándem de dos personas bien avenidas y ambos dos hombres buenos.


Daniel Martínez López y mi padre Mariano López Marín descuartizando el cerdo en un matagorrino en nuestra casa a principios de los años 1980.Fotografia de la exposición Salvacañete en el tiempo.Excmo Ayto de Salvacañete 1999  e incluida en el catálogo de la exposición

Cuando mi padre  enfermó en el verano de 2009 y  tuvo que guardar cama veintitantos días  hasta su  fallecimiento un 27 de octubre  el tio Daniel siempre venía a verlo y a charlar con él un rato. Cada día cuando  se oía el tractor del tio Daniel pasar por nuestra puerta mi padre decía:--Ya va Daniel a la Vega-.Si algún día no podia  venir a verlo mi padre lo echaba de menos.--¡Qué raro que no haya venido Daniel hoy!, decía. Cuando mi padre falleció el tio Daniel lo sitió mucho, se le iba una parte de su vida, una persona con la que había convivido y trabajado durante muchos años. Ahora ya están juntos otra vez con mi madre  y con  sus padres y otros familiares en el cielo porque se lo ha ganado con creces.

Hablar del tio Daniel es hablar de su dedicación a infinidad de trabajos. Fue ganchero en  las frías aguas del rio Cabriel cuando bajaban los pinos por su cauce hasta la Tejería donde ya podían cargarlos en los carros y los camiones .Fue también arrastrador  y carretero con su  padre adoptivo el tio Ángel Martínez. En mi último libro publicado LOPEZ MARIN, MARIANO “Bosques, madera , maderadas y gancheros en el Marquesado de Moya”. Ediciones Rodeno y colaboración de los ayuntamientos de Salvacañete, Moya, Aliaguilla y Mira. Cullera, 2020 incluí una entrevista que le hice un día en su casa compartiendo mesa y mantel y que acompaño en esta misma entrada como homenaje y recuerdo a su persona. Pero sobre todo fue agricultor trabajando las tierras del rento del Hoyo que heredó de su familia, del Palancar, de la Hortezuela, de Santeroncillo y de otros lugares y las que tenían en la vega de Salvacañete. En los años 1960 compró un tractor junto a dos primos hermanos de mi padre, Simón y Tomás Pérez Marín que tenían arrendadas las tierras del rento de Tórmeda donde ya habían estado de renteros sus padres. Asi en sociedad se arreglaban los tres .Pasaron unos años y el tio Daniel compró un tractor por su cuenta y, además de labrar sus tierras, labraba las de otros para obtener  rendimientos por su trabajo. Y así labró tierras de gentes diversas en Alcalá de la Vega, dónde inició sus años escolares con el maestro don Julián en Salinas del Manzano, Tejadillos, Zafrilla y en el propio Salvacañete. Las tierras de mis padres las labró muchos años. Era muy conocido en todos estos pueblos por su trabajo y buen hacer.

Y siempre en su vida acompañado de la tía Isabel, su esposa, que ahora ya con muchos años llora su pérdida pero le queda el consuelo que murió acompañado de sus hijos y nietos y sin padecer. Y ella de momento se ha quedado con su hijo Daniel y con mi hermana que se desviven con ella.

El tio Daniel,Daniel Martínez Lopez en el centro de la imagen ,junto a mi padre Mariano López Marín y Crescencio Sanchez a la derecha de la imagen y Benito Marín Castelblanque y Mariano García a la izquierda.Foto tomada en 1999 en el Hogar de la 3ª edad en Salvacañete.Foto M.L.M.

Gracias tio Daniel por tantas cosas que nos ha ofrecido en tu larga vida. Ya te has encontrado con tu amigo Mariano y su esposa Bienvenida, con tus padres  familiares y vecinos  y con tanta gente buena que un día nos dejaron  y que  ahora están donde todos hemos de llegar un día. Has dejado una huella imborrable en nuestro querido Salvacañete que hoy 8 de octubre de 2020 ha llorado tu  perdida  y tu partida hacia otra vida. A los hombres buenos, a todas las personas buenas, nunca se les olvida y tú Daniel estarás siempre en nuestro recuerdo y en el  de todas las personas que convivieron contigo. Ya no te veremos cada día pasear por el frontón con la tía Isabel Allí fue donde te vi la última vez ese año el 8 de septiembre por la tarde,  el día de nuestra patrona la Virgen de Valdeoña a la que pido y pedimos que te acoja en su seno. Pero cada vez que pase y pasemos por allí o por tu puerta te recordaremos como un hombre bueno entregado a su familia vecinos y amigos y a su pueblo.

Reproduzco la entrevista que te hice un día en vuestra casa comiendo  con vosotros y que esté incluida en mi último libro publicado. Sirva de homenaje póstumo a tu persona y recuerdo imborrable.

Portada y contraportada del libro de MARIANO LÓPEZ MARIN "Bosques , madera , maderadas y gancheros" Edicones Rodeno y colaboración de los ayuntamientos de Salvacañete,Moya,Aliaguilla  y Mira. Cullera 2020. 309 paginas

Vivencias de carreteros

He tenido la suerte de conocer a una persona de Salvacañete que trabajó de carretero y  otra de Santo Domingo, ambas de más  90 años y es un lujo haber podido contar con sus testimonios.

Daniel Martínez López. Salvacañete.91 años en 2018.

Trabajó de carretero y arrastrador y otros oficios de la madera  cuando tenía 17 o 18 años acompañando a su padre adoptivo el tio Ángel Martínez. Íntimo amigo de mi padre y suegro de mi hermana me une con él una grandísima amistad. Es para mí uno más de mi familia y sus testimonios me han resultado muy valiosos.

“La madera que arrastrábamos y carreteábamos procedía de distintos lugares del  termino de Salvacañete y de términos próximos. Así una vez sacamos  7000 pinos del rento de la Peraleja arrastrando con dos pares de machos  subiéndolos al alto del rento por todas las cuestas para dejarlos en una zona llana desde la que los llevábamos con carro por el camino carretero que baja de las Artigas hasta la zona de la Tejería, junto al rio Cabriel donde ya podían entrar los camiones. Los cargaban en el camión a hombros.

Los pinos que se cortaban  en el rento del Hoyo (Salinas del Manzano), los llevábamos a Teruel, una vez pelados y desramados. Tardábamos tres días en el viaje parando en Torrebaja y en Libros. Los descargábamos en  la estación de ferrocarril. Para volver, si madrugábamos, podíamos hacer el viaje de vuelta en un día. Parábamos en el viaje de ida en la Posada de Torrebaja donde las caballerías y los carreteros pasábamos la noche” Por Torrebaja pasaba el Camino de la madera que desde la zona de Salvacañete y pueblos próximos iba hasta Teruel y era paso obligado de los carreteros con sus carros cargados de madera.

Los pinos ya cortados en la Dehesa de Caña Sáez (Salinas del Manzano) y desramados y pelados los llevábamos enteros a Carboneras. Al hacerse de día estábamos ya en Cañete .No encontrábamos en el viaje más de dos coches y necesitábamos un permiso especial  de transporte por exceso de largaría. Podían llegar a medir 30 metros de largo”. No sabía para que los empleaban pero le comenté que era para la construcción naval. Volvían del viaje en el mismo día trabajando muchas horas

“Otra vez sacamos y carreteamos 7.000 pinos en El  Royo (Arroyo Cerezo) Castielfabib .Los arrastrábamos  por un barranco y los carreteábamos hasta el Cuervo. En Valdemoro también sacamos y carreteamos pinos. Ya habían puesto una báscula allí situada al lado del cuartel  y allí íbamos con nuestros carros cargados de pinos. Nos pagaban por el transporte por peso a tanto el kilo. Los pinos iban troceados y cargábamos dos o tres en el carro, según su tamaño.”

“En Salvacañete hacían cortas en La Umbría, El Cuarto, Tórmeda, La Peraleja, Masegosillo, Valle Carmona y Cerro Modorro. Los pinos de Tórmeda, el Cuarto  y los de Santerón los sacaban por el camino del Acebillo, estrecho de la Tejería hasta las  proximidades de la carretera de Cuenca a Teruel muy cerca de la Boquilla. En el verdinal Catalino Soriano arreglo un estrecho en el Verdinal con maderas para poder pasar con el camión hasta Santerón. Por allí también pasaba Emilio Valero Marín. Los pinos se sujetaban al carro con cadenas, y con una cuerda gorda utilizando palancas de carrasca para apretar.”

Sobre los carreteros y arrastradores de madera que había en Salvacañete en los años que él se dedicó a esta actividad, años 1934 a 1945, me comentó que eran los siguientes:” El tio Valentín Íñigo, Saturnino Castelblanque. “el tio Callejas”, su hermano Francisco Castelblanque,” El tio Quico”,” El sordo Aguilar” padre de Federico y Esperanza Martínez, los hermanos Martínez (Alejandro, Julio y Vicente) conocidos como “Los Faldetos”; uno de ellos, Julio, llevaba una pierna de palo y era  muy trabajador en las tareas de la madera; otro Vicente  fue camionero y transportista de maderas para la serrería de Los Lucios  en los Santos (Valencia) donde vivía. Otros carreteros en Salvacañete en esa época fueron  el tio Saturnio García” Saturnino el de la Caseta”, el tio Alfonso el de Casas Nuevas, el Tio Telesforo Yuste “Telesforo el Gallineta” que arrastró algunas veces por la zona de Valdecuenca (Teruel)”Ya en la época de los camiones Federico Martínez “Patato” y Vicente Martínez  Faldeto” transportaron chopos  y los cargaban en el camión a hombros.”

Hablando con el tio Daniel recordamos  dos desgraciados accidentes mortales producidos en  Salvacañete con el trabajo de la madera. Uno el de su cuñado Antonio Lozano atrapado por un pino mientras arrastraba y el otro Víctor Adalid  que falleció golpeado por  un chopo.



 El carretero de Santo Domingo de Moya Vicente Ventura Navarro abuelo de mi amigo Vicente Oviedo Ventura en los años 1930 transportando madera con su carro maderero y su par de caballerías. Foto gentileza de Vicente Oviedo Ventura. Así tranportó madera tambien entre Salvacañete y Carboneras de Guadazaón Daniel Martínez Lopez con su padre adoptivo Ángel Martínez.Muchas gracias.

 

 

Carretero en los montes de Campillos de Sierra.La carretería de madera fue un actividad de siglos en los montes de nuestra zona de Salvacañete y Serranía de Cuenca según he documentado en mi último libro publicado "Bosques, madera, maderadas y gancheros en el Marquesado de Moya"

 

 

De izquierda a derecha de la fotografía Daniel Martínez López, mis padres Mariano López Marín y Bienvenida Marín Marín, Mariano García, Benito Marín Castelblanque y Crescencio Sánchez. Año  1999.Tres de ellos trabajaron con oficios relacionados con la explotación de los bosques. Arrastradores, carreteros y hacheros ¡Cuánto saber  debemos a los más mayores! Foto del archivo del autor.

De izquierda a derecha mi madre Bienvenida Marín Marín, mi hermana Maribel López Marín, Isabel Lozano Martínez  y su esposo el tio Daniel Martínez López en la ermita de Valdeoña  en el año 2012.Foto Mariano López Marín.


            Daniel Martínez López y su esposa Isabel Lozano Martínez de paseo una tarde de septiembre  de 2020 hasta el frontón próximo donde paseaban muchos días.Fotografia de su nieta Ana Martínez López.

(C) MARIANO LÓPEZ MARIN


No hay comentarios:

Publicar un comentario